• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Compras públicas a China cayeron 41% hasta agosto

Bank of America asegura que el gobierno redujo los precios de algunos bienes para evitar otorgar dólares al sector privado 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un informe de Bank of America Merrill Lych indica que hay signos que muestran que las importaciones públicas se están reduciendo, como se refleja en la caída de 41,4% de las compras a China al cierre de agosto.

La firma agrega que gran parte de las compras externas son prefinanciadas por los importadores o por los proveedores fuera del país, que le extienden líneas de crédito a las empresas venezolanas. Con la eliminación del Sitme y la creación de la expectativa de que se abriría un sistema sustituto, este tipo de prefinanciamiento se continúo realizando; sin embargo, al negarse el gobierno a abrir otro sistema, los indicadores muestran cómo se ha afectado el comercio exterior con la caída de 44,3% de las exportaciones de Colombia a Venezuela hasta el mes de julio.

La disminución de las importaciones genera algunas dudas, según el banco estadounidense, pues mientras la balanza de pagos de Venezuela presenta un aumento de las compras externas en el primer semestre de 2013 en 2,7%. “Nuestra data muestra una disminución de 4,4% y esto se debe a que aunque las importaciones oficiales subieron, el hecho de que muchas compras fueran prefinanciadas generaron reportes como si hubiesen llegado a puerto, cuando nunca lo hicieron porque los importadores no obtuvieron los dólares".

Dudas sobre controles. El informe también menciona la decisión del gobierno de ordenar una rebaja de precios de electrodomésticos para evitar otorgar dólares a los importadores a través de la Comisión de Administración de Divisas. Según el gabinete económico, cerrar el flujo de dólares hará disminuir la cotización del dólar paralelo, pero también compensar la caída que ha tenido el presidente Nicolás Maduro en las encuestas en víspera de las elecciones.

El reporte indica que el anuncio del gobierno de que fijará los márgenes de ganancia, ha creado una justificada preocupación sobre un rápido y mayor deterioro de los derechos a la propiedad privada en Venezuela. “Aunque esta preocupación es válida se debe entender en un contexto más amplio. El control de cambio implica una gran transferencia de recursos del Estado hacia los importadores a través de Cadivi. La transferencia de la renta cumple un papel importante en el mercado paralelo de divisas que ha aumentado de manera marcada en las últimas semanas”.

Explica que la intensificación del control es más que todo “un intento desesperado del gobierno de controlar las transferencias de divisas, que se ha convertido en una de las mayores fugas del actual control cambiario”.

Incluso para los funcionarios del gabinete económico resulta insostenible el tipo de cambio de 6,30 bolívares por dólar de Cadivi. Con un mercado negro que posee un diferencial de casi 900%, las fugas de divisas en este sistema son evidentes y cada día más difícil de controlar por el gobierno. El costo que debe pagar Pdvsa por mantener la moneda sobrevaluada es lo que conlleva a que exista una gran incentivo a devaluar nuevamente el bolívar, según el informe.

Esperamos que el gobierno anuncie la transición a un sistema dual a principios de enero de 2014. “Este sistema incluirá una tasa mayor para muchos bienes que estará entre 15 y 20 bolívares por dólar y otra tasa para Cadivi en la que se mantendrán alimentos y medicinas a un tipo de cambio de 11 bolívares por dólar”.