• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Compradores no adquieren quesos aunque los precios hayan bajado

El blanco disminuyó entre 400 y 1.000 bolívares por kilo, debido al período de lluvias. No obstante, sigue caro para el bolsillo de los consumidores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante el último mes las ventas de quesos siguen cayendo, a pesar de la reducción de precios de los quesos blancos, que cuestan entre 400 y 1.000 bolívares el kilo. "Han bajado 1.000 bolívares los blancos, el duro y el palmita desde que empezó la época de lluvias", dijo un comerciante en el mercado de Quinta Crespo. Explicó que durante las sequías las vacas dan menos leche, pues disponen de menos pasto para su alimentación.

En otro puesto el vendedor coincidió con él: "Los quesos blancos bajaron entre 400 y 500 bolívares porque comenzaron las lluvias y las vacas dan más leche".

Sin embargo, los compradores no pueden adquirir mayores cantidades. "Dame un pedacito que no me salga muy caro, ya que no me alcanza", pidió una señora en un puesto. Al final compró 196,5 gramos de Palmizulia por 570 bolívares.

Los vendedores están de acuerdo en que el descenso de los precios no aumenta las ventas, las cuales han caído 20%. "Ahora vendemos 20% menos porque los productos básicos se les compran a los bachaqueros y son caros", expresó el encargado de una venta de quesos en el mismo mercado.

En el mercado de Chacao el comerciante Tulio Quintero opina lo mismo. "La gente compra 20% menos quesos que antes, debido a que están caros".

Un kilo de Palmizulia cuesta entre 2.900 y 3.900 bolívares; el palmito, entre 2.300 y 2.600 bolívares; el guayanés, entre 2.400 y 3.000 bolívares; el tipo paisa, entre 2.750 y 5.200 bolívares; la cuajada, entre 2.300 y 3.450 bolívares, y el requesón a 1.800 bolívares.

"Yo suelo comprar queso los jueves en un mercadito porque es más económico que en una charcutería. Normalmente compro duro y guayanés, son más baratos", indicó un cliente en un frigorífico en Los Cortijos. Allí el dueño reiteró la disminución en los precios del producto como "efecto de la abundancia de leche", pero también aseguró que la oferta es variable. "Algunas semanas hay unos quesos y otras semanas hay otros quesos", señaló.

"En mi casa he limitado la compra de queso porque están caros. Solo compro para rayar, pues rinde más, y ya no compro queso amarillo. Lo que compro lo uso para todas las comidas", contó una compradora en Chacao.

Manuel Pino, vendedor en el mercado de la misma zona, está aliviado por la mejora. "Ha mejorado la situación por el clima. Gracias a Dios que se ha mejorado porque en meses anteriores enfrentamos una crisis muy fuerte. Los precios ya tienen como tres semanas bajando (...) Hoy en día la gente busca precios, no calidad", añadió.

Los quesos amarillos siguen en aumento. "Cada semana vienen más caros", afirmó el encargado de una panadería en Los Cortijos. Por su parte, un vendedor en Quinta Crespo aseguró que los amarillos son más costosos, dado que en su mayoría son importados. "Aquí nos los están fabricando porque no hay cuajo". Un kilo va desde 5.500 hasta 9.000 bolívares.