• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Comité venezolano observó las herramientas que Colombia usa para atacar la roya del café

El kilo de café tostado en granos quedó en 134 bolívares | Foto Henry Delgado / Archivo

El kilo de café tostado en granos quedó en 134 bolívares | Foto Henry Delgado / Archivo

La broca empezó a afectar fuertemente los cultivos venezolanos desde 2013, lo que ha ha impactado más del 50% de la producción de café en Portuguesa, Lara, Yaracuy y la zona andina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un comité técnico de venezolanos y productores de café visitaron diversas zonas cafetaleras de Colombia, con la finalidad de conocer y aprender sobre las herramientas y estrategias que aplican en Colombia para atacar el problema de la roya y la broca.

El recorrido por los cafetales de Colombia se efectuó a finales de junio, asistieron el presidente de Fedeagro, Antonio Pestana, la directora de Café del gremio, Diolegydi Paez, el director ejecutivo y productor de café, Vicente Pérez, también asistió el director vegetal del Insai, dos representantes de la Corporación Venezolana del Café, un representante del Ministerio de Agricultura, y un investigador del Inia; los cuales compartieron experiencias con agricultores de la región cafetalera y de la Federación de Cafeteros de la vecina nación.

El objetivo de esta delegación se centró en conocer el manejo integral que ha efectuado Colombia para minimizar la roya y la broca en el cultivo del café; ya que se conoce el éxito que han alcanzado el vecino país en materia de control de esas enfermedades, sí lo informó el director Ejecutivo, Vicente Pérez.

Sobre el tratamiento de la roya, la delegación venezolana observó que el vecino país no solo controla esta plaga sembrando variedades resistentes, sino que también controlan la plaga con variedades susceptibles, que a través de tratamientos químicos y biológicos minimizan a un bajo umbral de daños permitiendo muy buenas cosechas.

El manejo agronómico en etapas bien definidas es parte del éxito que ha tenido la hermana nación en materia de producción de café, pues la roya no ha significado para Colombia una enfermedad que en términos económicos y productivos les haya mermado la producción.

Temas como diversificaciones en fincas cafetaleras, densidad poblacional, edad de los cafetales y sus necesidades de renovación, cafetales bajo sombras o no, manejo de malezas, manejo integral de plagas, el crédito oportuno y correctamente controlado, la mejora de la infraestructura rural que permiten un mejor nivel de vida de campesinos y agricultores, fueron aspectos visualizados en la hermana nación, y modelos a replicar con sus adaptaciones a campos venezolanos, señaló Vicente Pérez.

"Llevamos muchas ideas organizativas y agronómicas que entre todos intentaremos poner en práctica en Venezuela en función de recuperar la producción. El gran objetivo es aprender de un país hermano que ha avanzado sustancialmente en producción de café, y que ha combatido eficientemente las malezas que afectan al grano", indicó Antonio Pestana, presidente de Fedeagro.

El grupo técnico recorrió los cuatro principales estados cafetaleros de la región, intercambiando experiencias con productores muy pequeños, medianos y grandes. Igualmente asistieron al Centro de Investigaciones del café de Colombia, CENICAFE, lugar donde recibieron un taller de dos especialistas de esta organización tanto en el manejo de Broca como en el de la roya.

Es importante destacar como Colombia le otorga mucha importancia a la generación del conocimiento a través de CENICAFE, institución perteneciente a la Federación Nacional de Café, FNC, que cuenta con mas de 1200 técnicos especialistas para investigar permanente y exclusivamente al cultivo, que para Colombia representa especial atención ya que poseen 930.000 hectáreas sembradas y el 90 % de su producción es dedicado a la exportación.

En este mismo orden de ideas, existe una alianza permanente con las empresas proveedoras de agroquímicos, bienes y servicios, que hacen investigación conjunta, asumiendo retos y sinergias que tienden a satisfacer las necesidades del agricultor del café.

Otro aspecto digno de destacar es como hacen en Colombia para transferir los conocimientos y sugerencias a los agricultores cafetaleros, entendiendo que las zonas cafetaleras generalmente representan zonas altas y algunas de ellas de difícil acceso. La FNC es formada por agricultores y con un solo cargo gerencial que es escogido conjuntamente con el gobierno nacional, ha diseñado diferentes formas de divulgar las recomendaciones técnicas para que de forma fácil y comprensible puedan llegar a cada rincón de la geografía cafetalera.

Los trípticos, folletos, algunas atenciones de ingenieros en la zona concentrando agricultores en lugares específicos, medios radiales y televisivos, etc. Son formas que se utilizan para que permanentemente el agricultor se sienta atendido en cuanto a las labores agronómicas que debe realizar para promover campos cada vez más productivos.

La fuerza que tiene la Federación Nacional del Café, FNC, está ligada de la mano con cuotas porcentuales que cada kilogramo de café exportado aporta a la federación, siendo esta la mas grande organización de Sudamérica en cuanto a representación de agricultores. Cabe destacar que la FNC también aporta soluciones a la infraestructura rural dado el peso organizativo que el gobierno colombiano le atribuye, en una franca relación de país donde sector público y privado luchan de la mano para ser cada vez mas productivos y competitivos a nivel mundial.

Finalmente, los agricultores venezolanos valoraron la excelente disposición de los integrantes de instituciones públicas que realizaron la gira, observando en ellos siempre un profundo interés en aprender de cada aspecto que pudiéramos implementar en nuestro país, analizando como adaptarlas a nuestras condiciones y nuestra propia idiosincrasia.

"Ahora resta que todos luchemos en la misma dirección en términos productivos, toda la cadena cafetalera venezolana se merece mejores condiciones para ejercer esta actividad e iniciar un proceso de despolitización del campo venezolano, el color productivo es el color de la tierra y ese es el camino que nos podrá conducir a reconquistar las 300.000 hectáreas y los 70.000 agricultores cafetaleros que en algún momento de nuestra historia formaba parte de este rubro; disminuidos actualmente a 187.000 hectáreas y 35.000 cafetaleros", fueron las reflexiones finales del presidente de Fedeagro, Antonio Pestana.

En Venezuela recientemente la broca empezó a afectar fuertemente los cultivos venezolanos desde 2013, esta situación ha impactado más del 50% de la producción de café en las zonas productoras más importantes de Venezuela, entre ellas, Portuguesa, Lara, Yaracuy y la zona andina.