• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Comercios con bajos inventarios

Pablo Electronic | Foto: Manuel Sardá

Pablo Electronic | Foto: Manuel Sardá

Los pequeños negocios que dependen de proveedores que importan no tienen suficientes productos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La oferta de productos electrodomésticos como televisores, neveras, cocinas y lavadoras comienza a disminuir debido a que las compras se incrementaron de manera inusual luego del anuncio de la devaluación y al temor de los comerciantes a recibir nuevos inventarios a precios altos.
Los pequeños y medianos negocios de Caracas que se dedican a la venta de equipos del hogar, computadoras y otros bienes importados temen ser sancionados si reciben nueva mercancía a precios más altos. “Ya los proveedores avisaron que si traen mercancía es inevitable que venga más cara”, relató un comerciante de Sábana Grande.
“Tenemos sólo lo que se exhibe en la tienda, esos son los últimos modelos de televisores que hay”, señaló otro vendedor en el Centro Comercial City Market de Sábana Grande. En ese establecimiento las tiendas de teléfonos celulares ofertan algunos equipos entre 4.500 y 9.000 bolívares. Las computadoras portátiles entre 6.000, las más pequeñas,  14.000 las medianas y en más de 20.000 las que tienen pantalla táctil.
“Es lo último que nos queda. No hemos pedido más computadoras porque no sabemos a qué precio llegarán ni si las podremos vender”, dijo otro encargado de una tienda. Señaló  que está al tanto de las nuevas medidas del Gobierno de exigirle a las empresas que exhiban a qué dólares importaron o se calculó la compra de la mercancía a los proveedores.
El director de Econométrica, Henkel García, señaló que obligar a las empresas a decir a qué divisa pagaron la mercancía importada puede generar dos efectos: que los comerciantes absorban por un tiempo el costo de reposición y no suban los precios, o que se reduzcan los inventarios y haya escasez de bienes importados.
“En el corto plazo puede ser que los empresarios traten de asumir ese costo de la devaluación por miedo a que cierren el negocio, pero tarde o temprano se van a corregir los precios por el ajuste cambiario. O se adaptan o habrá escasez”, dijo García. Agregó que será difícil determinar los comerciantes que no tuvieron acceso ni a Cadivi ni al Sitme y a qué tipo de cambio pagaron. “Hay empresarios que no saben si recibirán divisas y eso hace que se calculen los costos de reposición a precios más altos”, apuntó. Según el artículo 6 de la Ley contra Ilícitos Cambiarios, los importadores y todos los que comercialicen bienes tendrán que exhibir un anuncio visible en el que indiquen cuáles bienes y servicios ofertados en ese establecimiento fueron comprados a dólares oficiales o tendrán que acarrear multas de entre 500 y 1.000 unidades tributarias.

Ventas disparadas
En tiendas como Daka y Pablo Electronic las ventas se incrementaron más de lo usual para una temporada de enero y febrero. “Hay modelos de cocinas, neveras y televisores que simplemente se agotaron, ya hay espacios vacíos en la tienda”, dijo un vendedor en Daka de Bello Monte.
En el negocio Pablo Electronic de la Candelaria hay etiquetas que exhiben precios de junio, octubre y noviembre.
En otros locales informaron que no han recibido mercancía desde octubre, pero en las etiquetas los precios muestran que fueron colocados en febrero de este año.
Un especialista en ventas de electrodomésticos que prefirió no identificarse, informó que a raíz de la disminución en la entrega de dólares en el Sitme, los grandes importadores de equipos asumieron los costos de reposición a un tipo de cambio superior al está vigente ahora de 6,30 bolívares por dólar. “Ya desde noviembre pasado los precios habían aumentado. Por ejemplo un tope de cocina de la marca Premium que costaban entre 1.250 y 1.300 bolívares en octubre, subió a 2.400 bolívares”.

Ofertas en ropa y calzado
En las tiendas de venta de ropa para dama, caballeros y niño se mantienen algunas ofertas hasta de 50%. Los encargados de una tienda en Sábana Grande dijeron que están agotando los inventarios de productos que no se vendieron en diciembre. También se consiguen ofertas de calzado importado entre 20% y 30%.
En los comercios del Gobierno como los abastos Bicentenario, los inventarios de televisores de marcas como Sony, Panasonic y Samsung están agotados. Quedan ventiladores, equipos de sonido sony, aires acondicionados de la marca Haier y otros electrodomésticos que se venden con rapidez. El programa de Mi Casa Bien Equipada sigue las ventas con ciertas limitaciones, en el local de Quinta Crespo, los consumidores hacen cola para encargar lavadoras, neveras y cocinas, los televisores se habían agotado.