• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Comerciantes están a la expectativa por anuncios para agilizar importaciones

Mauricio Tancredi, presidente de Consecomercio / Cortesía Globovisión

Mauricio Tancredi, presidente de Consecomercio / Cortesía Globovisión

El sector del comercio y los servicios respalda las decisiones gubernamentales, y considera que al Gobierno le corresponde ahora hacer posible que los resultados sean satisfactorios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los empresarios del sector terciario que hacen vida común en las cámaras y asociaciones de comercio y producción afiliadas al consejo nacional del comercio y los servicios (Consecomercio) se mantienen a la expectativa con la manera como las autoridades convertirán en hechos, los anuncios dirigidos a agilizar importaciones y la descarga de materias primas y bienes terminados que ya se encuentran en Puerto Cabello, y que forman parte de la oferta con la que se atiende la alcista demanda cíclica de finales de año. La información fue difundida a través de una nota de prensa de Consecomercio.

Los importadores y comercializadores tienen presente la experiencia vivida a finales del año pasado, que se tradujo en que muchas empresas a nivel nacional recibieran a comienzos de este año parte importante de la mercancía que debieron haber vendido en diciembre del 2012.

Consecomercio recuerda que a los importadores tradicionales y a los comerciantes formales les ha correspondido trabajar durante los últimos años dependiendo del cumplimiento obligatorio de algunas de las medidas, que hoy se están flexibilizando transitoriamente. En este sentido, considera que lo "ideal sería que las autoridades prolongaran la vigencia de dichas medidas, porque la escasez de ciertos bienes no necesariamente se va a superar en menos de cien días, y el estado y los empresarios debemos trabajar unidos para que el venidero año no comience con las mismas dificultades actuales".

Por razones contractuales, gran parte de la actividad manufacturera del país, incluyendo la de los alimentos, se detiene desde comienzos de diciembre hasta mediados de enero del próximo año. Si las medidas de hoy no incluyen esa realidad que no puede modificarse por vía gubernamental, se corre el riesgo de que las decisiones de hoy no logren todos los buenos resultados por los que apuestan las autoridades, y esperan los comerciantes y los consumidores.

Consecomercio, haciéndose eco de las observaciones que ya ha comenzado a recibir de las cámaras afiliadas y de empresas representadas que se dedican a las importaciones, recordó que el tema divisas disponibles para acelerar compras internacionales no ha sido subsanado, en vista de la paralización del servicio complementario de administración de divisas (Sicad) y la lentitud con la que, nuevamente, ha estado actuando Cadivi. Y que eso, desde luego, "va a impedir que las importaciones privadas puedan agilizarse con base en el espíritu de los anuncios gubernamentales".

Si a la par de estas medidas no se toman decisiones que haga viable y dinámico el acceso a las divisas, no se habrá construido un camino cierto para soluciones de efectos prolongados y perdurables, asegura Consecomercio en el comunicado de prensa.

El máximo organismo gremial del sector terciario hizo un llamado a las autoridades para que, a la par de las decisiones que se han anunciado y que deben ponerse en marcha, también se tome en consideración la necesidad e importancia de que el gobierno, los productores del campo, la industria y el comercio mantengan abiertos canales de comunicación permanente, para que se genere la mayor cantidad de respuestas positivas en beneficio de los consumidores.

Si bien en el caso de lo que se ha planteado con el tema laboral a nivel de las cadenas de supermercados, es loable que haya habido una oferta gubernamental de contribuir a solventar el caso de los cajeros. Pero Consecomercio recuerda que también las empresas están obligadas a cumplir con lo que está establecido en la ley 0rgánica del trabajo, las trabajadores y los trabajadores, y que lo que a ellas les está impidiendo ser más eficientes, es el cambio con las jornadas laborales y el ausentismo, hoy convertido en un serio y grave problema para todos los sectores económicos.

Mientras que en el caso de los mercados de mayoristas en el país, se debe tener presente que están bajo la jurisdicción de ciertas alcaldías, y que funcionan como verdaderos centros de acopio, imprescindibles para garantizar el funcionamiento de un sistema de distribución más dinámico y directo a nivel de detallistas, como de los puntos de venta que funcionan en las barriadas populares.

Históricamente, Consecomercio ha dicho que el país tiene que modernizar su sistema de comercialzación en todo el circuito distribuidor, especialmente a nivel de alimentos perecederos. Y eso incluye un excelente servicio de clasificación de los productos, de transporte, de carreteras en óptimas condiciones y seguridad, centros de acopio refrigerados y libertad de precios para estimular una producción en crecimiento permanente.

Por supuesto, de lo que se trata, es de alcanzar resultados óptimos, a partir de una integración de esfuerzos, de riesgos y de acciones conjuntas entre el estado y los particulares.

Sobre el caso, Consecomercio ha ofrecido su concurso participativo en este orden, basándose en la voluntad de sus organismos afiliados y los empresarios que ellos representan, como en la ventaja de que esas ya son experiencias exitosas en países vecinos o más lejanos, en función de cuyo aprovechamiento se pudiera actuar de inmediato, en vista de que es otro recurso para abaratar costos, garantizar bienes de mayor calidad y a precios menos onerosos para los consumidores.

El consejo nacional del comercio y los servicios puntualizó que apuesta por la pronta implementación de todas y cada una de las medidas dadas a conocer durante las últimas horas. y anunció que, desde este mismo día, ha puesto en marcha un plan de trabajo con la participación de las cámaras regionales y sectoriales afiliadas, y sus comisiones de trabajo, dirigido a hacerle un seguimiento a lo que se acometa y los resultados que se obtengan.