• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Clientes del Bicentenario denuncian maltratos

Ciudadanos protestaron en las afueras del Abasto Bicentenario / Correo del Caroní

Leche líquida y en polvo fue el único producto regulado que vendieron ayer en el Bicentenario de Palo Verde / Foto: Cortesía / Correo del Caroní

Consumidores afirmaron que cuando piden información los trabajadores del establecimiento les preguntan que por quién votaron en diciembre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al desagrado que sentían ayer los clientes del Abasto Bicentenario de Palo Verde, por haber pasado más de ocho horas en cola sin encontrar ningún bien de primera necesidad, se sumó la molestia por el maltrato, afirmaron, que reciben de los trabajadores del establecimiento, así como de los guardias  nacionales que resguardan la instalación.

“Yo llegué a las 6:00 de la mañana y a las 2:00 de la tarde aún no había podido comprar nada. Temprano solo vendieron leche en polvo y líquida, pero eso alcanzó como para 50 personas. No trajeron más nada y cuando uno les pregunta a los trabajadores te salen con patadas. Incluso si te quejas mucho te preguntan que por quién votaste el 6 de diciembre”, contó Carlos Meléndez, uno de los clientes.

Ricardo, otro de los usuarios que se encontraba en la pequeña cola que quedaba a mediodía, coincidió con Meléndez. “Yo vine a comprar con mi mamá, que es una persona de la tercera edad. A los dos nos tocaba por el terminal de cédula, estuvimos a la espera y nada. Fui a averiguar si llegaría algún producto regulado y también me preguntaron que por quién voté, como si eso fuera relevante. Aquí hay gente durmiendo en la calle para comprar comida”, expresó.

Consumidores dijeron que aún no les han condicionado la venta por su preferencia política, pero rechazan que les pregunten por quiénes votaron. “Debe ser que un arroz o un kilo de pollo tiene tendencia política”, señaló Ricardo.

Más GNB. Una de las clientas que estaba en la cola, y que prefirió no ser identificada, se sumó a las quejas. Rechazó que guardias nacionales usen la fuerza para dispersar las filas cuando los consumidores exigen que los atiendan, como sucedió el miércoles.

“Estaban vendiendo pollo y carne, había mucha gente esperando para comprar y comenzaron a sacar camiones, la gente pensó que se llevaban la comida y empezó a protestar, hubo tiros de los guardias y los clientes trancaron la calle”, indicó. 

Los consumidores dijeron que ayer en la mañana llegaron más guardias al lugar, pero no a impedir las colas sino a pedirles las cédulas de identidad para tener cierto orden. “Al rato salieron para regresar las cédulas y decirnos que no había nada regulado”, agregó.