• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Cierre de la frontera no impidió que dólar paralelo superara 820 bolívares

Entre el martes y ayer la divisa extraoficial aumentó más de 20 bolívares | Foto Archivo El Nacional

Entre el martes y ayer la divisa extraoficial aumentó más de 20 bolívares | Foto Archivo El Nacional

Economistas insisten en que la depreciación del peso frente al dólar, la restricción de divisas oficiales y la desconfianza en el bolívar inciden en el repunte de la moneda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cierre de la frontera entre Venezuela y Colombia por los estados Táchira, Zulia y Apure, decretado por el presidente Nicolás Maduro, no ha detenido el aumento del dólar paralelo: el martes pasó la barrera de 800 bolívares por dólar y ayer llegó a 822 bolívares. Pese a que algunas transacciones han dejado de hacerse en efectivo en casas de cambio de la frontera, los marcadores de la divisa no oficial sostienen que la tasa es determinada por las operaciones que se siguen haciendo mediante transferencias. El registro actual es 720% más alto que en septiembre del año pasado, entonces un dólar paralelo costaba 100 bolívares promedio. Comparado con agosto de este año, antes del cierre de la frontera, la divisa ha subido más de 20% (estaba en 680 bolívares). El economista Ronald Balza afirmó que en el alza de la divisa no oficial ha estado incidiendo la depreciación del peso colombiano frente al dólar. “La caída del precio del petróleo ha reducido la disposición de dólares en Colombia y la reacción ha sido que el dólar se aprecie”.

Agregó que en la frontera ha disminuido la demanda de bolívares, lo que ha hecho que el precio de la moneda nacional caiga con respecto al peso. La economista Anabella Abadi, de ODH Grupo Consultor, concordó con Balza. “Cualquier movimiento que afecte la relación peso-dólar va a afectar la tasa de cambio en la frontera”, dijo. La poca oferta de divisas que entrega el gobierno por los tres mecanismos oficiales (Centro Nacional de Comercio Exterior, Sistema Complementario de Administración de Divisas y Sistema Marginal de Divisas) también ha llevado a que aumente la demanda de los llamados dólares negros, agregó. Cálculos de Ecoanalítica reportan que en los primeros seis meses del año las asignaciones de divisas han caído más de 60%. La firma sostiene que el año pasado se entregaban en promedio 140 millones de dólares diarios y ahora 45 millones de dólares. Abadi agregó que la desconfianza que hay sobre la moneda nacional también incide en el incremento del paralelo. “Las expectativas son el tercer factor clave en el alza de la divisa. En la medida en que el bolívar sigue perdiendo su capacidad de compra nadie quiere tenerlo en sus manos, ni personas naturales ni jurídicas. Prefieren cambiar los bolívares en cualquier otro activo y entre los más sencillos de acceder están los dólares”.

Sin control. Los economistas reiteraron que mientras el gobierno se resista a hacer ajustes la situación actual se va a mantener: el dólar paralelo va a continuar aumentando y va a seguir perjudicando el precio de muchos bienes que se comercializan en el país. “El gobierno es el que puede hacer los ajustes porque es el que recibe 96% de las divisas que ingresan al país. Mientras más tarden en actuar más difícil será romper con esta situación”, señaló Abadi. Balza coincidió en que mantener controles de cambio y de precios, la expansión monetaria seguirá incentivando el contrabando y el alza de la divisa extraoficial. “Lo peor que nos puede pasar es que el dólar siga subiendo frente al peso en Colombia, que el bolívar caiga ante al peso en la frontera y que las comisiones de las casas de cambio que están trabajando suban. Esas tres cosas harían que el marcador paralelo siga repuntando”.

CIFRAS
315% es la diferencia entre la tasa de cambio en el llamado mercado paralelo y la tasa del Sistema Marginal de Divisas
650 bolívares ha aumentado el dólar negro en lo que va de año. Al cierre de 2014 rondaba 170 bolívares

EL DATO
En febrero, cuando se creó el Sistema Marginal de Divisas como otra promesa de acabar con el mercado paralelo, el valor de la divisa extraoficial era de 190 bolívares por dólar, promedio. La diferencia entre las dos tasas era de 20 bolívares. Siete meses después la brecha entre el Simadi y el paralelo es de más de 600 bolívares.