• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Churromanía apoya a músicos jóvenes

La corporación también ha respaldado a varios artistas consagrados como C4Trio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Viva la Música se creó simultáneamente con Siente el Latido del Corazón, que era un programa orientado a atender a niños con cardiopatías. Ariel Acosta Rubio, presidente de la Corporación Churromanía, declaró que el programa fue el resultado indirecto de su experiencia personal. "Soy músico, mis hijos también y sabemos que la música calma las almas y te mantiene alejado de los malos hábitos, lo que quiere decir que serás un mejor ser humano. Por eso, sabemos que, como programa social, funciona".

Desde el año 2005, Churromanía realiza esfuerzos comunitarios de responsabilidad social orientados siempre a niños y jóvenes. Su presidente afirma: "Mientras más temprano se pueda ayudar, mejor. No quiere decir que los más adultos no lo necesiten, así que por ello también hemos apoyado a músicos consagrados, como es el caso de C4Trio, a quienes ayudamos con patrocinio.

Pero actualmente nos enfocamos en niños y jóvenes, de 7 años de edad en adelante".

Churromanía asume el proyecto de consolidar la sede del Grupo Orquestal Coral Naiguatá en la Asociación Civil Camurí Grande, así como donar instrumentos para los jóvenes y conseguir a los profesores, en alianza con la Fundación Musical Simón Bolívar. Además, becan a algunos alumnos para que cursen estudios en la Escuela Experimental de Música Manuel Alberto López.

Acosta Rubio atribuye gran importancia al impacto que el programa tiene en los participantes y en su núcleo familiar. "Que los niños puedan tocar un instrumento no sólo repercute en ellos, porque los va a hacer mejores estudiantes y con mejores principios, sino que también se transmite a su entorno. En algunos casos, son familias fracturadas y el programa ayuda a unirlas, porque todos participan en eso cuando van a los conciertos".

Entre 40 y 50 niños forman parte del programa cada año, y se becan a 10 para formarse en la Escuela Experimental de Música Manuel Alberto López de La Boyera, en Caracas. En la sede del Grupo Orquestal Coral en Naiquatá se dictan las clases de lunes a viernes y practican durante aproximadamente 4 horas diarias. Los fines de semana tienen ensayos orquestales.

Los empleados acuden con frecuencia al núcleo a repartir productos de Churromanía y escuchar las prácticas y los conciertos. "Esto motiva a los muchachos y a los trabajadores. Toda la empresa es parte del programa y queremos que se involucren", dice su presidente.

Un caso especial trae a la memoria Acosta Rubio. Se trata de Manuel Ortiz, un joven miembro de las becas de Viva la Música en la Escuela Experimental de Música Manuel Alberto Lopez desde el año 2007, que actualmente cursa quinto año de violín. Hace algunos años Ariel Acosta Rubio cursaba estudios en la misma escuela, junto con su hijo, y Manuel.

Tres años más tarde, Ortiz logró ser solista con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, interpretando el Concierto Nº 1 de Mozart.