• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Cepal atribuye inflación a deuda de Pdvsa con el BCV

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe indica que fue en octubre cuando el BCV comenzó a reducir liquidez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una de las razones por las cuales se disparó la inflación en el país en 2013 es la deuda que ha contraído Petróleos de Venezuela con el Banco Central de Venezuela, según la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe. .

La Cepal advierte que durante buena parte del año hubo omisión por parte del BCV para frenar la inflación y fue solo en octubre cuando empezaron a adoptar medidas para reducir el nivel de liquidez monetaria, es decir, la cantidad de dinero que circula en la economía y que ha generado presiones hacia el alza en los precios de bienes y servicios.

“En los primeros diez meses de 2013, la política monetaria fue fuertemente expansiva... El aumento de la liquidez se explica por el alto gasto público y por el financiamiento de Pdvsa y otras empresas estatales a través de créditos del Banco Central”, señala el organismo.

Indica que entre las medidas adoptadas por el BCV para frenar la inflación se encuentra en primer lugar el aumento del encaje legal (la porción de los depósitos que captan los bancos y que deben mantenerse como reserva), que pasó de 17% a 19% del total de los depósitos existentes y a 22% en las que se comenzaron a recibir después de octubre.

No obstante, las cifras del propio instituto emisor muestran que se está lejos de reducir los créditos que otorga el BCV a Pdvsa, con el fin de que la petrolera los utilice para cubrir el déficit de Tesorería y atender los pagos en el país.

Las cifras del BCV señalan que la deuda creció en un año 212,2% al pasar de 106,1 millardos a 331,6 millardos de bolívares entre octubre del año pasado y el mismo mes de 2013. En divisas la obligación arroja un saldo superior a 52 millardos de dólares, pero Pdvsa no la contabiliza como parte de su deuda financiera y cualquier devaluación o cambio en la política cambiaria permite que se reduzca el peso porque se trata de un financiamiento contratado en bolívares.

Con respecto a la política cambiaria, la Cepal dice que el tipo de cambio de 6,30 bolívares por dólar muestra una sobrevaluación de 40%, lo que implica que abarata las importaciones con relación a los precios de la producción local.

También menciona las subastas del Sicad, pero señala que la oferta de divisas que hace el mecanismo no satisface la demanda.