• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Cavecol: Cinco cadenas de tiendas colombianas se fueron de Venezuela

 Luis Alberto Russián, presidente ejecutivo de la Cámara de Integración Económica Venezolano-Colombiana (Cavecol) | Archivo

Luis Alberto Russián, presidente ejecutivo de la Cámara de Integración Económica Venezolano-Colombiana (Cavecol) | Archivo

Luis Alberto Russián, presidente del gremio, aseguró que el gobierno venezolano le debe a las empresas colombianas más de 200 millones de dólares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente ejecutivo de la Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana, Luis Alberto Russián, aseguró que se han ido del país cinco cadenas de tiendas colombianas y otras reducen operación mientras evalúan cerrar por falta de inventarios.

Dijo que no podía revelar los nombres de las tiendas. Sin embargo, señaló que se trata de comercios de de ropa y calzado.

Russian señaló que las restricciones para la adquisición de divisas se han ido agudizando. La eliminación del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera y la posterior creación del Sistema Cambiario Alternativo de Divisas, Sicad I,  alejaron a los empresarios colombianos de la posibilidad de obtener divisas oficiales. “El agravante es que los rubros textil y calzado no son considerados  prioritarios por el Ejecutivo”, indicó.

Señaló que los empresario colombianos con el Sistema Alternativo Cambiario de Divisas, Sicad II, pensaron que se podía oxigenar un poco la demanda de divisas pero el mecanismo no ha sido expedito, ni ha servido para satisfacer las necesidades.  “Más de 200 millones de dólares le debe el gobierno de Venezuela a las empresas colombianas”, afirmó.

Citó el ejemplo de una industria de la confección que adquirió una deuda a la tasa de cambio de 2,10 bolívares por dólar y no la ha podido cancelarla. Ahora la opción que tiene es participar en el Sicad II pero tendría que pagar casi 50 bolívares por dólar. “En esa operación se diluyen las ganancias y se incurre en pérdida”, aseveró.

Russián puntualizó que las empresas que siguen en el país comercializan productos que le envían sus casas matrices, pero en algún momento deben honrar el compromiso y cancelar la mercancía.