• Caracas (Venezuela)

Al instante

Casas de cambio no tienen divisas para vender en el Simadi

Hasta ahora la tasa de Simadi ha oscilado entre 170 y 177 bolívares por dólar | Foto Williams Marrero

Hasta ahora la tasa de Simadi ha oscilado entre 170 y 177 bolívares por dólar | Foto Williams Marrero

Especialistas coinciden en que mientras no se aumente la oferta oficial de monedas extranjeras el dólar negro va a seguir subiendo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El proceso para comprar monedas extranjeras en las casas de cambio a través del Sistema Marginal de Divisas se ha vuelto a estancar a una semana y media desde que entró en funcionamiento. La poca oferta de dólares tanto del sector público como del privado ha limitado las transacciones, afirmaron fuentes ligadas al sector.

Las personas interesadas en comprar divisas que se acercaban ayer a casas de cambio en Caracas se encontraban con la misma respuesta: “No hay dólares para la venta”. Incluso entidades que habían colocado divisas indicaron que se habían quedado sin dinero para transar. “El lunes pudimos vender, ya hoy no tenemos. Cuando volvamos a disponer de divisas retomaremos las ventas”, afirmó la encargada de un establecimiento en La Castellana.

Las operaciones que sí se estaban realizando en los establecimientos eran las de compra de dólares a particulares, que no tienen límite en el monto que pueden vender.

“Lo que ha sucedido es que el gobierno ha dejado mucho peso en la oferta privada. Muchas casas de cambio operaron con dólares propios, que obtenían porque se los compraban a particulares, pero eso no es suficiente para mantener este mercado”, afirmó una fuente cercana al sector que prefirió no ser identificada.

La poca oferta oficial es una de las quejas que han hecho representantes de los tres tipos de operadores cambiarios en reuniones que han sostenido con directivos del gobierno, agregó la fuente. “No solo se ha estado pidiendo más dinero, las entidades cambiarias también solicitan que el BCV interfiera menos en la fijación de la tasa de cambio. Hay gente que quiere vender a un precio y se le rechaza la operación. Eso pone en duda la libertad del mercado”, dijo.

Hasta ahora la tasa de Simadi ha oscilado entre 170 y 177 bolívares por dólar, reporta el BCV.

El Banco Central de Venezuela convocó a su segunda subasta de dólares para bancos y casas de cambio para que vendan al menudeo en el Simadi. Las entidades podrán presentar sus ofertas hoy entre las 9:00 am y 11:30 am, por montos mínimo de 10.000 de dólares y máximo de 3 millones de dólares.

La tasa de cambio y las adjudicaciones se conocerán el mismo día, señala la convocatoria. Las entidades que resulten adjudicadas deben vender estas divisas al menudeo antes del 30 de abril.

La única oferta que había hecho el ente emisor fue la del 18 de febrero, cuando convocó a una subasta en la que se adjudicaron 4,2 millones de dólares a 32 entidades (casas de cambio, bancos públicos y privados y la Bolsa Pública de Valores), pero se desconoce qué cantidad de divisas ha sido liquidada.

Ayer la Superintendencia Nacional de Valores autorizó a otros nueve operadores de valores a participar de manera provisional en el Simadi.

Paralelo sin techo. En las últimas semanas la tasa de cambio en el llamado mercado paralelo ha ascendido significativamente. Ayer la cotización subió en varias oportunidades. Al cierre de la tarde estaba en 255 bolívares por dólar, más de tres veces el valor del dólar implícito, que resulta de dividir la liquidez monetaria entre las reservas internacionales.

Analistas coinciden en que si el Simadi no funciona correctamente, el tipo de cambio extraoficial podría superar la barrera de los 300 bolívares en poco tiempo.

“El 26 de septiembre del año pasado el dólar paralelo pasó los 100 bolívares y el 25 de febrero, cinco meses después, superó los 200 bolívares. Nada extraña que este mismo mes se cotice en 300 bolívares”, dijo la economista Anabella Abadi, de ODH Grupo Consultor.

Abadi afirmó que mientras el gobierno no logre aumentar la oferta por la vía legal, por medio de los tres mecanismos cambiarios, va a haber empresarios y ciudadanos detrás de los dólares en el mercado ilegal, para hacer importaciones y para tener ahorros, respectivamente.

El economista Orlando Ochoa coincidió con Abadi y agregó que el ascenso del mercado paralelo también es consecuencia del derrumbe en las expectativas sobre el Simadi. “El gobierno creó altas expectativas con la libertad de este nuevo mercado, no las cumplió porque no ha operado como se esperaba y eso se traduce en alarma”.