• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Carros usados, los reyes de los concesionarios

Ford tiene automóviles nuevos en dólares y usados en bolívares | Foto Jorgenis Hernández

Ford tiene automóviles nuevos en dólares y usados en bolívares | Foto Jorgenis Hernández

Modelos a partir del año 2006 ocupan los espacios del sector automotriz, desde que los problemas con las divisas detuvieron la producción e importación de automóviles. Los venezolanos que buscan tener un carro propio tienen que pagar entre 5 y 33 millones de bolívares por uno de segunda mano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Carros para vender hay en el país, pero son usados. La mayoría de los concesionarios de Caracas están llenos de vehículos con una característica especial: ya tuvieron uno o varios dueños. Las peceras, como se conoce a los concesionarios por sus vidrios transparentes, pasaron de estar vacías a tener vehículos de segunda mano.

La falta de divisas en el sector automotriz ha impedido el ensamblaje de automóviles y ha provocado la paralización de su producción. Plantas como General Motors, Ford, Mitsubishi, Toyota y Kia no tienen cómo importar autopartes.

Por esta situación, algunas compañías automotrices del país, y grupos como Multimarca, ahora comercializan automóviles usados en bolívares.

El sueño de muchos venezolanos de poder tener un vehículo parecía haberse acabado cuando los concesionarios estuvieron vacíos. No obstante, una nueva versión de esa aspiración surgió: una usada, pero no más barata, el carro “más económico” cuesta cinco millones de bolívares.

Después de recorrer ocho concesionarios de la ciudad, puede hacerse un balance de la situación. Los pertenecientes a Chevrolet no tienen vehículos; los de Ford tienen pocos, y algunos con precios en dólares; los demás no tienen o los venden usados.

Ya no se usa el “Se vende”

El proceso para adquirir un automóvil no es igual en todos los grupos automotrices. En algunos, la venta se hace a consignación y en otros de forma directa. De ambas formas hay ganancias.

Cuando la concesionaria sirve de intermediaria entre el dueño del carro y el comprador, recibiendo un porcentaje del acuerdo, es un negocio a consignación. Aquí los precios son decididos por el vendedor directamente.

La otra opción es que los vehículos sean comprados por las concesionarias directamente y que se comercialicen con un precio parecido al del mercado.


Precios sin las tres “b”

En mayo de este año, se conoció que la empresa Ford había sido autorizada para vender sus vehículos en dólares, esto después de la paralización de la producción.

En uno de los concesionarios de esta empresa existe la opción de comprar un automóvil “poco usado” y otro completamente nuevo. Un carro año 2014, cuatro puertas, con menos de 14.000 kilómetros, está valorado en casi 14 millones de bolívares.

Un vehículo 2015, con menos de 7.000 kilómetros, está estimado en 15 millones de bolívares y la versión “de paquete” puede comprarse por 28.000 dólares.

Otras casas automotrices  ofrecen camionetas, carros de cuatro y dos puertas con modelos a partir del año 2006. Las primeras en algunos casos resultan más costosas, dependiendo del vendedor.

Vehículos de los años 2007, 2008 y 2009 están valorados entre cuatro y doce millones de bolívares, mientras que las camionetas se ubican entre nueve y 19 millones.

El valor de los carros son fijados por los vendedores, después de que el concesionario evalúa el estado del producto. La distinción de si el automóvil es sincrónico o automático también influye en el monto de venta.


Los modelos cuatro y dos puertas de los años 2010, 2011 y 2012 pueden encontrarse en 4.500.000 bolívares y otros en nueve millones. Los precios de las camionetas usadas oscilan entre 12 y 33 millones de bolívares.

Aquellos automóviles fechados en 2013, 2014 y 2015 son comercializados a un precio mínimo de ocho millones y un máximo de 17 millones.  No se quedan atrás las camionetas, están entre 15 y 47 millones de bolívares.