• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Informar sobre escasez no es delito

Llamado de Maduro a investigar a medios por supuesta propaganda de guerra no tiene asidero legal, dijo el abogado Carlos Simón Bello

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Informar sobre desabastecimiento no constituye delito, indicó el abogado Carlos Simón Bello, ex director del Instituto de Ciencias Penales de la Universidad Central de Venezuela.

“No tiene asidero jurídico alguno ni seriedad alguna decir que los medios de comunicación social que divulgan noticias sobre desabastecimiento están haciendo propaganda de guerra”, dijo.

El presidente Nicolás Maduro llamó el sábado propaganda de guerra que genera compras nerviosas en la población las informaciones que publican los medios sobre escasez de alimentos y otros productos.

El mandatario instó a la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, a tomar medidas para “castigar la guerra psicológica de la prensa contra la seguridad alimentaria del pueblo y la vida económica del país”.

“Eso es como decir que informar que no se consiguen ciertos productos, que hay robos en el Metro, que falla el suministro de energía eléctrica o que hay corrupción en el Gobierno constituye un llamado a la población a que se alce en armas”, aseveró Bello.

Advirtió que para que un documento sea considerado propaganda de guerra debe estar objetivamente dirigido a incitar a conflictos armados, bien sea entre naciones o entre sectores de la población de un mismo país o contra el Estado.

¿Qué dice la legislación?

El artículo 57 de la Constitución prohíbe la propaganda de guerra, pero el Código Penal ni el Código Orgánico de Justicia Militar establecen tipo delictivo alguno en el que encuadre el supuesto que denunció el Presidente por parte de los medios, señaló el abogado.

 “El único artículo del Código Penal que podría asimilarse a la divulgación de la propaganda de guerra -que no está expresamente prevista en la norma penal- es el 145, que tipifica como delito los actos que tengan por objeto hacer tomar las armas a los habitantes de la República contra los poderes públicos de la nación; pero, como ya dije, divulgar noticias sobre el desabastecimiento que existe en el país no equivale a un llamado a las armas”, explicó el penalista.   

En el Código Orgánico de Justicia Militar las noticias cuya divulgación está penalizada son aquellas que “infundan pánico, desaliento o desorden en los buques o tropas, aun cuando sean verdaderas”.