• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

En jugueterías de Caracas no hay Barbie ni Max Steel para regalar en Navidad

Las necesidades del sector ascienden a 200 millones de dólares anuales | Foto William Dumont

Las necesidades del sector ascienden a 200 millones de dólares anuales | Foto William Dumont

El cierre de operaciones de Mattel en el país y la falta de divisas para los importadores limitan la oferta 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los anaqueles de las jugueterías del este de Caracas los grandes ausentes para la temporada de Navidad son la muñeca Barbie y la figura de acción Max Steel. Y es que en los establecimientos es poca la variedad de juguetes para escoger y las opciones disponibles cuestan más del doble que en igual fecha del año pasado, aseguraron  comerciantes.

“Por La Cicciobello pagaban 5.000 bolívares a finales de 2014, ahora cuesta 13.000. El Insector, para los varones, se conseguía en 7.000 bolívares y un año después está en 15.000”, dijo la gerente de una juguetería en El Marqués.

Los juguetes más buscados, agregó, no han llegado y no cree que los recibirán porque no se los han despachado durante el año. “Los Hot Wheels, las Monster High, los superhéroes de acción como Superman o Ironman tampoco  nos los han enviado”.

Dijo que desde que la Mattel cerró operaciones comerciales en el país en mayo de 2012, el suministro de estos juguetes es escaso y no se satisface la demanda.  Además, la falta de dólares para importar impide que lleguen los productos de Hasbro o Fisher Price. Aseguró que el único proveedor que les está despachando es Kreisel.

Por ahora puede ofrecer las muñecas Bratz entre 5.000 y 6.200 bolívares, los Power Ranger entre 8.600 y 9.500 bolívares. También el Buzz Light Year en 36.000 bolívares o Transformer en 11.000 bolívares. Indicó que debido a los altos precios las unidades vendidas han disminuido.

En otra juguetería, en dos de los tres pasillos lo que predominaba eran adornos navideños. Al preguntar si estaban cambiando de ramo el encargado respondió que por falta de juguetes para vender tratan de llenar los anaqueles con la mercancía que les quedo de la Navidad pasada. Añadió que los proveedores no cuentan con mercancía y su inventario es crítico.

En otro establecimiento ubicado en Los Ruices, la mayoría de los anaqueles mostraban variedad de mantelería, platos, vasos y servilletas temáticos para fiestas infantiles. Se podían adquirir algunos peluches en 12.000 bolívares, cojines en 10.000 o juegos de mesa como el Bingo en 8.000 bolívares. También había la muñeca morena en 3.300 bolívares. La opción para los varones era una patineta en 3.000 bolívares o una pistola de agua en 999 bolívares.

María de los Ángeles Gil, madre de tres niños, afirmó que este año será poco probable que pueda complacer las peticiones de sus hijos: “Los juguetes disponibles tienen precios tan altos que son incomparables y ya no está disponible el cupo electrónico para importarlos”.

Sin divisas. En 2014 a las importadoras de juguetes el Centro Nacional de Comercio Exterior les adjudicó divisas en 3 oportunidades a través del Sistema Complementario de Administración de Divisas, Sicad I. El monto asciendió a más de 95 millones de dólares y la última asignación fue a finales de septiembre. Este año no han sido convocadas a ninguna subasta.

Aunque César Ferrer Dupuy, superintendente para la defensa de los derechos socioeconómicos, informó el 4 de noviembre en su cuenta de Twitter que se “reunió con representantes de la Cámara de Juguetes para asegurar la distribución de sus productos y a precios justos durante la próxima Navidad”, un empresario del sector dijo que el ciclo de importación de los juguetes tarda en promedio 6 meses, dependiendo del lugar de origen del producto. Si la mercancía viene de Panamá el tiempo de arribo es 15 días, pero si es de China demorará 90 días. “Es imposible que a estas alturas se puedan reponer los inventarios de las jugueterías y abastecer el mercado”, indicó.

Señaló que las necesidades del sector ascienden a 200 millones de dólares anuales, de los cuales al menos 160 millones se requieren en el segundo semestre para reponer inventarios para Navidad.

Las Cifras
160% aumentó el precio de la muñeca Cicciobello, al pasar de 5.000 bolívares que costaba en noviembre 2014 a 15.000 bolívares en la misma fecha de este año

36.000 bolívares cuesta un muñeco Buzz Light Year, lo que equivale a 3,7 salarios mínimos de un trabajador, fijado recientemente en 9.648,18 bolívares