• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Capacidad de pago determinará el monto del préstamo que se otorgue

Edificio Parsifal en Santa Sofia | Foto: Caterina Da Silva

El crédito hipotecario es una de las ofertas más atractivas de la banca / Caterina Da Silva

El pago de las deudas no debe comprometer más de un tercio de los ingresos mensuales de una persona

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La primera opción para que algunos venezolanos consigan un crédito está con un grupo de prestamistas particulares que no se ajusta a ninguna de las reglas impuestas por las autoridades financieras del país.

Por tal razón, el portafolio crediticio de los bancos ha crecido para ofrecer instrumentos más asequibles para cualquier persona que desee obtener el dinero necesario para la compra de una casa, el inicio de un negocio o simplemente el financiamiento de un viaje de vacaciones.

Carlos Robles, vicepresidente ejecutivo de Gestión de Riesgo de Crédito de Bancaribe, que tiene más de dos décadas de experiencia en análisis bancario, respondió a las preguntas más comunes para quienes se inician en el mundo bancarizado e incluso para quienes se atrasaron en el pago de sus tarjetas, pero quieren recuperar su línea de crédito.

Para solicitar un préstamo debe haber un motivo real que justifique la deuda. "No hay un momento perfecto para pedir un crédito. En economías inflacionarias como la nuestra, la diferencia entre comprar algo ahora o esperar supone que después siempre el artículo cuesta más. Aquí lo importante es que tengas la capacidad de pago para endeudarte y tengas la necesidad", afirmó el ejecutivo.

Antes de solicitar un préstamo bancario es necesario preparar todos los requisitos, en especial si se trata de un crédito hipotecario, una de las ofertas más atractivas ahora en la banca. Las tasas de interés son preferenciales (se mueven entre 4% y 11%) y el plazo mínimo para cancelar es de 25 años, lo que supone que se trata de un crédito por el que se pagará un interés casi insignificante si se considera la inflación que se acumulará durante todo el período que se tiene para sufragar la deuda.

Para probar el nivel de ingresos mensuales de una persona se requiere la constancia de trabajo o la certificación de ingresos firmada por un contador público. Sin embargo, la cantidad de dinero que cada solicitante maneje en sus cuentas es un factor importante que consideran los analistas de riesgo de los bancos antes de aprobar un crédito, bien sea para establecer el límite de una tarjeta, otorgar un préstamo personal o para los financiamientos de automóviles o hipotecarios.

"La gente siempre nos pregunta, por ejemplo, cómo demuestra que ciertamente gana 20.000 bolívares. Nuestra recomendación es que pasen todos los ingresos que tengan por sus cuentas bancarias, porque así queda un registro y es más fácil saber de cuánto puede ser la carga financiera de una persona que busca un crédito", aseguró Robles.

Para conocer qué monto se puede esperar, el ejecutivo señaló que lo primordial es ver la capacidad de pago. "Hay una regla muy simple y es que entre 30% y 35% de los ingresos mensuales es el máximo que uno puede destinar para el pago de las deudas. Eso incluye la tarjeta de crédito o cualquier otro crédito al consumo que se tenga. Si hay personas que ya pagan eso solamente para las tarjetas de crédito tienen que preocuparse", explicó.

Otra forma sencilla de conocer el monto máximo que puede obtenerse por un crédito personal es utilizar los simuladores disponibles en las páginas web de algunas instituciones financieras. Para los préstamos hipotecarios también se puede consultar el portal del Banco Nacional de Vivienda y Hábitat (www.banavih.gob.ve), donde hay simuladores tanto de los créditos para compra de viviendas como de los financiamientos para la reparación o ampliación de las casas.

Deudas onerosas Para los venezolanos que cuentan con varios tipos de créditos bancarios es importante construir una lista para saber cuáles son los préstamos que pagan la mayor tasa de interés y darles prioridad. Un punto esencial que se debe considerar es que, de acuerdo con las normas impuestas por el Banco Central de Venezuela, la deuda bancaria con mayor interés es la de las tarjetas de crédito, por las que se paga 29%.

"Uno en diciembre suele desbordarse en compras, regalos a la familia y viajes. Para comenzar el año con buen pie se debe establecer un ciclo para pagar un poco más del mínimo que exige la tarjeta de crédito, porque de lo contrario se tomará años para cancelar esa deuda. La tarjeta es un instrumento de crédito muy cómodo y práctico, pero que hay que cuidarlo", dijo Robles, egresado de la Universidad del Zulia y cuenta con una especialización en Administración de la Escuela Darden de la Universidad de Virginia.

Si se cuenta con deudas en la línea extra de las tarjetas de crédito, ya sea que fueron usadas para comprar electrodomésticos o financiar viajes, también es importante hacer abonos adicionales al capital para disminuir el tiempo que tomará saldar la deuda. Luego se le debe prestar atención a la cancelación de los préstamos personales y los créditos de automóviles, cuyas tasas de interés son de 24%.

Si hay retraso en el pago de las tarjetas de crédito también se puede negociar con la entidad financiera. "El truco más efectivo para quienes se atrasan es ir a conversar con su banco, porque los asesores financieros siempre encuentran una salida que se ajuste a los ingresos de cada persona.

No hacer los pagos a tiempo deja una huella entre el banco y el cliente y la idea es que todas las personas puedan recuperar su crédito", recomendó Robles.

La Superintendencia de Bancos posee una unidad para que tanto las personas naturales como las empresas puedan verificar su situación crediticia en las instituciones financieras. El Sistema de Información Central de Riesgos emite una constancia sobre las deudas pendientes y sólo se necesita presentar la cédula de identidad y llenar una planilla que entregan en las oficinas del organismo, que está ubicado en La Carlota.