• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Cámaras digitales con Wi Fi dejaron de ser una rareza

Para quejarse o hacer amigos, hasta manipular el nombre del wifi sirve

Es posible compartir imágenes de mayor calidad sin pasar por el PC

Los equipos pueden enviar directamente las fotos a la web o a un dispositivo cercano que tenga capacidad de conexión inalámbrica. Es posible compartir imágenes de mayor calidad sin pasar por el PC

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La incorporación de cámaras digitales en los celulares ha facilitado las posibilidades para compartir imágenes en tiempo real por múltiples vías. El correo electrónico, Twitter, Facebook, Instagram y Pinterest son apenas algunas de las más usadas. Basta con tomar una foto, ir al menú y escoger la opción enviar. En menos de 10 segundos ya la fotografía estará surcando el ciberespacio.

Pero si hay poca luz o la acción que se desea capturar tiene mucho movimiento, se ponen en evidencia las limitaciones del celular frente a las cámaras digitales dedicadas. Es en esos momentos en los que se prefiere sacrificar la difusión instantánea y se usa una cámara digital compacta, con zoom óptico y un flash de mayor cobertura. Hasta los modelos básicos de cámaras digitales aventajan al celular en la calidad de las imágenes, pero para llevarlas a la red se requiere un lector de tarjetas y un PC.

Este conflicto ya está en vías de resolverse pues las cámaras digitales que incorporan Wi Fi han dejado de ser una rareza y han comenzado a comercializarse. Como resultado de esta tendencia están disponibles diversos modelos que responden a diferentes perfiles de usuarios.

Al incorporar conectividad Wi Fi, las cámaras digitales pueden enviar directamente las fotos a la web o a un dispositivo cercano que tenga capacidad de conexión inalámbrica.

Como parte de su línea de cámaras NEX de lentes intercambiables, Sony ofrece dos modelos con Wi Fi –NEX 5R– y un modelo con visor OLED, la NEX6. Junto con esta gama semiprofesional podemos encontrar también modelos de cámaras compactas Cybershot Sony con conectividad Wi Fi.

Aun con sus dificultades financieras, Kodak ofrece un modelo de rango de entrada, la Easyshare M750, que es capaz de conectarse a redes Wi Fi, a impresoras de red, o directamente a un smartphone o tableta con Wi Fi.

La Lumix DSC_SZ5 es el segundo modelo de Panasonic en apostar por el Wi-Fi integrado tras el modelo DMC-FX90. El principal atractivo de las SZ5 es la transmisión de imágenes y el control de la cámara de forma remota mediante una aplicación instalada en un dispositivo móvil (un teléfono o tablet basado en Android o iOS).

Samsung tiene una gran variedad de cámaras con capacidad Wi Fi y realizó recientemente una presentación de ese portafolio en Venezuela, el cual incluye la cámara Multi-View MV900, la línea NX de Samsung, con tres modelos cuyo sensor es de 20,3 megapixeles y lentes intercambiables, y los modelos WB850F y WB150F, con zoom óptico de 21X y 16,2 megapixeles la primera de ellas, mientras que la WB150 cuenta con un zoom óptico de 18X y 14,2 megapixeles.

Tarjeta salvadora

En el camino hacia mayor conectividad de las cámaras digitales, hace más de tres años surgió una solución para las cámaras digitales que aceptan una tarjeta de almacenamiento de formato SD.

La alternativa fue aprovechar el espacio extra de la tarjeta SD –los chips de memoria son cada vez más pequeños– para colocar un transmisor receptor Wi Fi. De esta manera, la cámara ganaba conectividad inmediata gracias a un software que permitía el acceso a redes sociales seleccionadas.

Eye Fi y Trascend son algunas de las marcas de estas tarjetas inalámbricas que puede comunicarse con teléfonos inteligentes como el iPhone o modelos de la plataforma Android a través de una aplicación que se instala en el teléfono respectivo.

Si bien no se trata de una solución “push” pura en la que las fotos viajan sin intermediarios a la red, esta alternativa permite tener en los smartphones, de forma instantánea, las fotos que se vayan capturando con la cámara.

Para configurar la Eye Fi se instala un programa en el PC –hay versiones Windows y Mac–, para lo cual hay que insertar la tarjeta en el lector SD del computador, que descarga el software directamente de la tarjeta.

El salto Android

La virtud básica de las cámaras digitales con Wi Fi es facilitar la distribución de la foto, una vez capturada, a destinos diversos como el correo electrónico, Twitter y Facebook, almacenes de fotos con vocación social como Flickr o Picasa, PC y otros dispositivos cercanos y servicios de nube como Sky Drive o Drop Box. Cada fabricante ofrece su propia solución de software.

La más reciente evolución combina el ambiente de un smartphone con una cámara digital compacta. Nikon estuvo entre los primeros fabricantes que colocaron una interfaz Android en una cámara con el modelo Coolpix S800c.

En Venezuela, la Galaxy Camera de Samsung constituyó el foco principal de su oferta de cámaras conectadas. Sus especificaciones, del lado de la cámara, son bastante robustas: 16,3 megapixeles, zoom óptico de 21x, lente gran angular de 23 mm y una amplia pantalla de 4,8 pulgadas.

La interacción con la cámara es más sencilla pues se dispone del mismo ambiente Android de los teléfonos inteligentes, que en el caso de esta solución híbrida viene con la versión 4,1 de ese sistema operativo.

Esta cámara Android tiene además conectividad con las redes celulares, es decir, tiene todas las funcionalidades de un smartphone.