• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Caída en comercio y construcción contraerá oferta de trabajo

Empleados temen perder sus puestos de trabajo debido a la caída de las ventas

Empleados temen perder sus puestos de trabajo debido a la caída de las ventas

Expertos prevén un mayor declive en las ventas y descenso en la productividad de la Misión Vivienda 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Venezuela los grandes motores en la creación de puestos de trabajo son dos industrias clave: el comercio y la construcción. Públicas y privadas cubrieron 33% del empleo total al tercer trimestre del año pasado, de acuerdo con un informe presentado por Econométrica. La situación, sin embargo,  presentada en ambos sectores desde 2013 amenaza con no solo reducir su capacidad empleadora, sino también generar pérdida de ocupación.

El director de la consultora, Ángel García Banchs, señaló que la caída del poder adquisitivo, la reducción del consumo y la disminución de las importaciones tendrán un efecto negativo en las ventas. “Eso implica contracciones en materia de ocupación”, dijo. El ajuste forzoso de los precios y el intento por controlar los márgenes de ganancia también tendrán impacto.

El temor ya se percibe en las tiendas. Cristina Dávila, empleada de un negocio de ropa para niños, refirió que de los tres años que lleva trabajando en el establecimiento, 2013 había sido el peor en términos de ventas. “La situación no está bien, la inflación y los alquileres son muy altos, y temo que los dueños de la tienda decidan irse. Si ellos se van, yo pierdo mi puesto”, añadió.

El propietario de una juguetería en el este de Caracas, que pidió no citar su nombre, contó que hace cinco meses tuvieron que prescindir de una empleada porque las ventas no daban para pagar su sueldo. “No tenemos planes de contratar a nadie mientras la situación no mejore”, dijo.

El economista experto en temas laborales Héctor Valecillos explicó que si bien no está previsto un desplome en las cifras de empleo en el comercio y los servicios, sin duda para este año no tendrá la misma capacidad de aumentar la ocupación privada, como sí ocurrió en 2013.

Esta industria está integrada por aproximadamente 2,5 millones de trabajadores, lo que representa casi la mitad de los empleados y obreros del sector privado (5,2 millones de personas, según el Instituto Nacional de Estadística), señaló el dirigente sindical, Froilán Barrios. “En el comercio existe la amenaza sobre la capacidad para reponer el inventario, si no hay capacidad va a aumentar el desempleo”, apuntó.

Aunque no hay cifras sobre la posible pérdida de ocupación producto de la dificultad para mantener a flote las ventas este año, en la zona franca ya se asoman algunos datos. Barrios indicó que los sindicatos en Nueva Esparta hablan de por lo menos 30.000 empleos en riesgo y en Paraguaná, de 20.000.

Otro problema es que los trabajadores de pequeñas y medianas empresas, principalmente constituidas por comercios y otros servicios, no han formado un frente común para luchar por sus derechos. Añadió que 70% de la mano de obra que labora en el sector privado lo hace en las pymes.

Poca inversión

El cese de las inversiones privadas en materia de construcción, sobre todo en el campo inmobiliario, ha disminuido la oferta de puestos. El sector no solo demanda una gran cantidad de mano de obra, sino que también crea empleo en industrias conexas, afirmó Ricardo Uzcátegui,  asesor en asuntos laborales de la Cámara Venezolana de la Construcción.

Los sindicatos reconocen el problema que existe con el suministro de materia prima para mantener el ritmo de las obras, lo cual fue una de las causas por las que aceptaron que se firmara un contrato colectivo que contempla prácticamente los mismos beneficios que el anterior, recordó.

La contracción en el caso de este sector, no solo viene por el sector privado, el cual lleva varios años en franco decrecimiento, sino también por una merma en la productividad del sector público, específicamente en la Gran Misión Vivienda.

Valecillos sostuvo que el programa social había sido el propulsor del empleo en la construcción, sin embargo, lo que él considera como un recorte inminente del gasto público, provocado por el deterioro financiero de Pdvsa, podría frenar el ritmo de las obras.

La situación también lo reporta Econométrica en su informe: “Los recortes del gasto público real en infraestructura se sentirán con fuerza en el sector de la construcción, al tener que recortar la Gran Misión Vivienda aún más. En ambos sectores, el del comercio y la construcción, la productividad viene en caída, lo que al igual que en la manufactura podría conducir a una menor contratación”.

La construcción genera 800.000 puestos de trabajo, según Barrios. Los sindicatos han denunciado que actualmente es el sector con mayor desempleo, con un promedio de 40% y 50%.

Estancamiento público

El economista y experto en temas laborales Héctor Valecillos dijo que en 2014 la generación de empleo en el sector público se desacelerará como consecuencia de restricciones en el gasto público. Hasta noviembre de 2013, según cifras del Instituto Nacional de Estadística, los organismos del Estado incluían a 2,7 millones de personas.

Barrios añadió que en los últimos 14 años el empleo en el sector público había pasado de 890.000 a 2,5 millones de personas. El director de Econométrica, Ángel García Banchs, señaló que para 2014, dada la situación fiscal, es de esperarse que el gobierno no incremente la oferta de puestos de trabajo.

Dijo que el sector público fue un dinamizador importante del empleo en los últimos años y mostró un crecimiento porcentual mucho mayor que el privado. Sin embargo, prevé que la tendencia se reducirá este año.

El economista Héctor Valecillos indicó que el pronóstico para 2014 es un incremento del desempleo, así como una contracción de la ocupación generada en la manufactura por la caída de la producción. La tasa de desempleo cerró el año en 5,6%, según el Instituto Nacional de Estadística, pero el economista Ángel García Banchs afirmó que este comportamiento es estacional. “En enero subirá otra vez el desempleo, sobre todo por el comercio. Calculó que podría llegar a 9%”.