• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Caficultor solo percibe 1,16% del valor total del negocio del café

Los asistentes catarán cuatro cafés elaborados con granos de haciendas de distintas localidades del país

Granos de café

En los dos últimos años la producción ha llegado a 900.000 quintales y que actualmente cubre 50% del consumo, según un comunicado de Fedeagro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El precio de  una taza  de café  de barra actualmente oscila entre  15 bolívares (la pequeña) y 35 bolívares (la grande), monto que varía dependiendo del sitio donde se compre. Sin embargo, este precio al agricultor solo le corresponde aproximadamente 1,16% del valor total del negocio de venta del café,   98,84%  restante queda entre el intermediario, la agroindustria y el cafetín.

Según expertos de Café de Colombia, de un kilo de  café molido, en promedio salen 142 tazas grandes de café negro, que lleva aproximadamente entre 7 ó 10 gramos molido.

“Para graficar la desigualdad que existe en la cadena de comercialización desde el grano hasta la taza del líquido, realizamos el siguiente  ejemplo. Tomando como referencia el precio de una taza grande de café en 35 bolívares, el vendedor de café obtiene 4.970 bolívares por  cada kilo de café vendido. Mientras  al agricultor actualmente le pagan 57,76 bolívares el kilo del  grano verde, que solo  representa 1,16% de lo que gana el vendedor de  café en barra o de cafetín.  Cabe destacar que el quintal (46 kilos) de café en grano tiene un precio 2.657 bolívares la calidad lavado superior”, señaló Dioleygdi Paez, directora de café de Fedeagro.

 

Merma en la producción

En un comunicado de prensa, Fedeagro advierte que en los dos últimos años la producción de café ha mermado considerablemente debido a rezagos en el precio regulado,  problemas con las plagas como la roya. Agrega que en los dos últimos años la producción ha llegado a 900.000 quintales (saco de 46 kilos) y que actualmente cubre 50% del consumo. A esta situación se suma el desvío de  recursos  para este  sector y la poca inversión en nueva mecanización y tecnología, falta de insumos, y  mantenimiento, indicó la directora del rubro.

“Quienes obtienen el mayor beneficio del negocio del café son los sectores secundarios y terciarios, que adquieren 98% de las ganancias del gran negocio de grano (…). En el caso de Venezuela el caficultor tiene más de 15 años subsidiando al resto de la sociedad o a los consumidores. Por tal razón, no es de extrañar que en cualquier momento la producción nacional tienda a mermar o a reducirse por debajo del nivel de consumo, y que aumente considerablemente la importación cuando históricamente fuimos exportadores de café de buena calidad”, puntualiza.