• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

En 10 días Cadivi ha liquidado 12% de la deuda del sector privado

Dólares / Raúl Romero

Dólares / Raúl Romero

Fedecámaras afirma que para restituir el abastecimiento hacen falta no menos de 90 días

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las liquidaciones de Cadivi se han agilizado en los últimos 10 días, expresó Jorge Botti, presidente de Fedecámaras. Informó que las divisas entregadas por el organismo representan entre 10% y 12% de la deuda total, la cual fue calculada a principios de año en 8 millardos de dólares, sin incluir dividendos. “Aún cuando empiezan a fluir las divisas consideramos que para restituir en promedio un mercado sin tantos problemas de abastecimiento hace falta no menos de 90 días, y en algunos casos hasta 120”, dijo, y agregó que mientras se alarguen los períodos de liquidación más problemático será restituir las líneas de crédito de las empresas.

“El problema no se resolverá pronto”, afirmó. El mecanismo alternativo de asignaciones implementado por el Gobierno tampoco ha funcionado para apaciguar la demanda. Señaló que de los 200 millones de dólares subastados en el Sistema Complementario de Asignación de Divisas en Semana Santa, 80% no se ha hecho efectivo por las dificultades para obtener las cartas de crédito. “Las empresas debían tener colaterales del mismo monto en dólares que les fue asignado. El mecanismo no fue un fracaso, sino una prueba y no funcionó”, dijo. Informó que en Fedecámaras tienen conocimiento de que se aplicará pronto un mecanismo sustituto del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera, que resultará del cruce de las bases de datos del sistema de bonos y el Seniat. Consideró que la tasa de cambio podría estar en 12 bolívares. “También tenemos información de que la intención del Ministerio de Finanzas, y eso lo celebramos, es que en el mediano plazo –6 u 8 meses–, volvamos a un mercado de permuta”.

Producción en picada. El sector manufacturero presentó una caída de entre 4% y 5% en el primer trimestre de 2013, según Botti. “Estamos esperando las cifras oficiales, pero también se observará un crecimiento menos vigoroso en sectores que tradicionalmente venían en ascenso, como comercio, servicios y telecomunicaciones”, añadió. Señaló que la principal razón de la caída es la paralización en la entrega de divisas, que se acentuó este año con la eliminación del Sitme y los retrasos de Cadivi. “Proyectamos que para el segundo trimestre la caída puede ser aún peor, ya que para el primero todavía quedaban inventarios”, apuntó. La productividad en el primer trimestre también fue afectada por asuntos laborales. “Las empresas vienen acumulando un porcentaje de las nóminas que no son productivas, la inspectoría nunca califica los despidos y los 10 años de inamovilidad están empezando a pesar en las empresas”, dijo, e indicó que entre 5% y 10% de las nóminas se encontraban en situación de inactividad. Añadió que en el Ejecutivo existe la voluntad de revisar el tema de los dos días de descanso, lo cual, aseguró,  no ha beneficiado a la empresa ni al trabajador. Adicionalmente, destacó la necesidad de un diálogo de alto nivel entre las instituciones y el Gobierno para evaluar el modelo económico y “dejar de ponerle parches”.


Persisten fallas de insumos

El suministro de insumos continúa siendo un problema para el sector construcción que se ha agravado en los últimos meses. “El cemento ha desparecido, al igual que las cabillas. También hay problemas con los materiales de componentes importados”, informó Gilbert Dao, presidente de la Cámara Venezolana de la Construcción. A pesar de que no hay cifras oficiales aún, precisó que el primer trimestre se espera una caída en el sector debido a factores recientes como las devaluaciones, violencia sindical y los costos generados por la aplicación de la Ley Orgánica del Trabajo. “A la industria más bien se le han sumado problemas, ya no es sólo el tema de la escasez de insumos”, afirmó, y los gastos laborales automáticamente incrementaron 10% los costos de producción, añadió. En la inauguración de Construexpo 2013 expresó que a pesar de las dificultades y de la contracción que ha vivido el sector, los empresarios confían en que el impulso de la construcción en Venezuela depende de la solución de algunos “cuellos de botella” que afectan la productividad. Indicó que la edición actual de la exposición ha sido más “modesta” por la situación económica, pero mantiene su carácter técnico y especializado.