• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Buhoneros venden en más del doble el detergente escaso

En los puestos informales se consiguen paquetes de 20 pañales en 350 bolívares y están regulados en menos de 100 | Foto Henry Delgado

En los puestos informales se consiguen paquetes de 20 pañales en 350 bolívares y están regulados en menos de 100 | Foto Henry Delgado

En los puestos informales se consiguen paquetes de 20 pañales en 350 bolívares  y están regulados en menos de 100 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“80 bolívares el kilo señora” fue la respuesta de un trabajador informal de la redoma de Petare al ser consultado sobre el precio del detergente en polvo que comercializaba ayer. En bolsas transparentes y sin identificación se vendía el producto. También se conseguía otro de una marca comercial por el mismo precio.

El detergente que es uno de los artículos de limpieza que presenta más fallas de abastecimiento en los supermercados se vendía en varios puestos del lugar, la presentación de un kilo duplica el precio regulado que es de 32,64 bolívares.

En los puestos de buhoneros no ha habido modificaciones, a pesar de la entrada en vigencia, desde el 1° de noviembre, del plan de abordaje a la economía informal, que lleva a cabo la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, que prohíbe la venta de una gran cantidad de productos.

Si el cronograma del plan se ha seguido como anunció el superintendente Andrés Eloy Méndez ya se estaría desarrollando la tercera fase, que comprende el decomiso de la mercancía y multas a los vendedores que siguen comercializando los artículos prohibidos.

Pero vendedores informales consultados en Petare afirmaron que no han sido multados. “Sí nos han visitado fiscales de la Sundde, nos han entregado cauciones que firmamos, pero cuando firmas tres es que te ponen la multa”, explicó Luisa, una de las trabajadoras que expendía desodorantes, champú y pañales para niños y adultos.

Reiteraron que en las fiscalizaciones lo que ha pasado es que los obligan a vender la mercancía, pero al precio regulado. Los paquetes de 20 pañales talla M para niños que colocan en más de 350 bolívares los han tenido que bajar al precio fijado en 79,17 bolívares.

Por el contrario, en Catia, Quinta Crespo y la Candelaria, en vista de que también continúan las ventas, sí ha habido decomisos de productos, afirmó Argenis Urrecheaga, buhonero de Catia y miembro del Frente Nacional De Trabajadores No Dependientes por la Defensa del Derecho al Trabajo.

“Ha habido una arremetida de los cuerpos policiales en contra de los trabajadores. Llegan y se llevan todo. Nosotros estuvimos reunidos con Andrés Eloy Méndez y nos prometió que flexibilizarían el decreto de prohibición y nos dejarían vender, pero eso no ha pasado”, añadió.
 
Despacho gubernamental. Urrecheaga reconoció el sobreprecio que existe en los puestos de venta informal, pero insistió en que el monto se fija de acuerdo con lo que ellos gastan. “Es gente que compra a revendedores más caro, por eso el sobreprecio”, dijo.

Indicó que una de las propuestas que le presentaron a la Sundde fue que el gobierno surta a los vendedores informales, como lo hace con los supermercados del Estado. “Así como le venden a Mercal a precio justo, que surtan a los buhoneros para que se pueda vender más económico”.

Exigen puestos dignos
Además de la solicitud de flexibilización del decreto que restringe las ventas en los puestos informales, los buhoneros también le exigen a la Sundde y al gobierno que cumplan con las promesas de ofrecerles puestos de trabajo dignos, dijo Argenis Urrecheaga, buhonero de Catia.

“A nosotros nos prometieron mercados dignos y nos metieron en unas cárceles, unas ferias que supuestamente eran temporales, pero han sido eternas”, expresó.

Dijo que los lugares donde los ubicaron no son visitados por los clientes y por eso deben salir y montar sus puestos al aire libre para poder vender.