• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Buhoneros regresaron a vender con sobreprecio

Los sectores que quedarán libres son Palo Verde, La Urbina y la redoma y el Gran Muro de Petare | Foto: Francesca Commissari / El Nacional

En un operativo de inspección llevado a cabo el martes pasado en el mercado, Samán sostuvo que los vendedores informales dejarían de vender los productos regulados para dedicarse a las verduras frescas y frutas | Foto: Francesca Commissari / El Nacional

En la avenida Baralt el litro de aceite de maíz se consigue en 40 bolívares, 4 veces más caro que el monto de regulación 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La persuasión del presidente del Indepabis, Eduardo Samán, no resultó efectiva. No logró convencer a los buhoneros de que se dedicaran a otro oficio distinto a la venta de alimentos con sobreprecio. Los informales del la avenida Baralt y adyacencias del Mercado Municipal de Quinta Crespo regresaron para ofrecer los alimentos básicos más caros. 

Varios buhoneros acomodaron nuevamente sus puestos itinerantes frente al mercado, aprovechando la ausencia de fiscales del Indepabis. El litro de aceite de maíz lo ofertaban a 40 bolívares, 4 veces más de lo que está fijado en la Gaceta Oficial. “Si lo compramos en 30 bolívares no lo podemos vender a 10,69 bolívares, aunque esté marcado en la botella”, dijo uno de los vendedores.

En la mesa no sólo lucían la botella de Mazeite, también tenían aceite vegetal de la marca Vatel, que no se consigue en los supermercados. “Ese aceite se lo dejo en 30 bolos, más barato para que se lo lleve”, agregó.

Cerca de la parada de mototaxistas, también frente al mercado, otra vendedora arreglaba el puesto para sacar un bulto de azúcar. “Aproveche que está a 15 bolívares el kilo”. El producto está regulado desde diciembre de 2011 en 6,11 bolívares, pero los informales lo comercializan en más del doble.

En un operativo de inspección llevado a cabo el martes pasado en el mercado, Samán  sostuvo que los vendedores informales dejarían de vender los productos regulados para dedicarse a las verduras frescas y frutas. Sin embargo, varios consumidores le alertaron que una vez que se fueran los inspectores y fiscales los buhoneros traerían sus carretillas con productos llenos para la venta.

Ayer no sólo había aceite y azúcar también arroz a más de 15 bolívares y papel higiénico a 25 bolívares los 4 rollos. Lo que no había ni afuera ni adentro del mercado era leche en polvo.

Formales castigados. Los concesionarios del mercado de Quinta Crespo se quejan de que cada semana el Indepabis los fiscaliza y sanciona hasta con 10.700 bolívares por vender carne y pollo por encima de la regulación. “A nosotros si nos reprimen, pero con los buhoneros quieren usar la persuasión”, criticó un comerciante de productos avícolas.

Señaló que esta semana los mayoristas volvieron a despachar pollo a 35 bolívares el kilo, aunque en la Gaceta Oficial el precio marcado es de 18,73 bolívares. “El día que a mi me traigan el pollo al precio oficial lo venderé como quiere el Gobierno”, dijo otro comerciante que admitió que expende el kilo de pechuga a 50 bolívares y el pollo entero a 40 bolívares.

Los vendedores de carne sólo tenían los cortes de cerdo entre 80 y 120 bolívares el kilo y algunas piezas de carne para parrilla como solomo de cuerito a 110 bolívares.