• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Buhoneros de Petare venden azúcar con 13.072% de sobreprecio

En Petare venden el kilo de arroz en 2.000 bolívares | Foto Raúl Romero

En Petare venden el kilo de arroz en 2.000 bolívares | Foto Raúl Romero

La mayoría de la mercancía ya no se exhibe sobre cestas o tablas, sino dentro de bolsos escolares con cierres abiertos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La escasez de azúcar en los establecimientos comerciales ha llevado a los venezolanos a ingeniárselas para poder seguir consumiendo alimentos dulces. Algunos optan por comprar papelón, hojas de stevia y hasta caramelos para endulzar el café; otros deciden acudir a los puestos de vendedores informales donde se encuentra fácilmente el producto, pero hasta con 13.072% de sobreprecio.

“Uno sabe que la están vendiendo más caro, que el precio regulado no es ese. Pero yo necesito hacer una torta y no consigo azúcar en ningún otro lugar. Además, ya el papelón está caro también y el azúcar de cafetín ni se diga. Esto tiene que normalizarse”, contó María Flores, mientras recorría la redoma de Petare.

Flores pagó 3.500 bolívares por el kilo de azúcar, cuando el precio en el que debería venderse, según la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos es de 26,57 bolívares.

“Aprovecha y llévatela, que ya no me queda mucho y más adelante las tienen más caras. En algunos puestos las venden en 4.000 bolívares”, afirmó una de las buhoneras, que además de vender azúcar, comercializaba otros productos de la cesta básica que no se encuentran con facilidad en los comercios formales.

La mujer vendía en 5.000 bolívares el kilo de leche en polvo, con un sobreprecio de 7.042%, pues el precio oficial es de 70 bolívares. También comercializaba harina de maíz en 2.000 bolívares, 10 veces más cara del precio regulado, que es de 190 bolívares; y el medio kilo de café que debería venderse en 358,12 bolívares, lo ofrecía en 2.000 bolívares, 458% más caro. Además, vendía el arroz en 2.000 bolívares, cuando el monto que marca es de 120 bolívares.

Tanto ella como el resto de los vendedores informales que expenden productos de la cesta básica en la redoma, han modificado la manera de exhibir la mercancía para evitar que se la confisquen. Ya no la ponen toda sobre cestas de plástico o tablas, ahora la dejan dentro de bolsos escolares, a los que les dejan el cierre abierto para que se pueda ver el contenido.

Pañales en alza. Además de los alimentos, en los bolsos de los buhoneros también se consiguen productos de higiene personal y de cuidado del hogar que escasean en los comercios.

El tubo de crema dental mediano regulado en 182 bolívares es comercializado en 1.000 bolívares, es decir, 5 veces más caro. El paquete de cuatro rollos de papel higiénico que oscila entre 162 bolívares y 287 bolívares se vende en 1.000 bolívares, con un sobreprecio que va desde 248% hasta 517%. Mientras que 20 pañales talla M, regulados en 347 bolívares se venden en 2.500 bolívares, 620% más caro.

Los buhoneros reiteran que venden con sobreprecio porque le compran a los llamados bachaqueros, que son los que hacen las colas en los comercios formales. “Ahorita acaba de venir uno a venderme, solo le compré crema dental porque el lavaplatos en pasta que cargaba no sale tanto”, dijo uno de los comerciantes.