• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Bonos venezolanos se dispararon y dólar no oficial siguió en aumento

Dólares

Dólares

Las firmas y los bancos foráneos publicaron sus informes en los que recomiendan la compara de papeles venezolanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los bonos venezolanos se dispararon ayer reaccionando positivamente a la noticia de una posible transición política en Venezuela, como la denominan actores de los mercados internacionales. Mientras, el precio del dólar no oficial no logró bajar dada la incertidumbre que continúa existiendo en el mercado cambiario.

Los bonos de la República fueron los que más aumentaron de precio y particularmente el Global 2022 –que suele ser el título marcador- subió 4 puntos para cerrar a un precio de 120%. Sin embargo, el que más se aceleró fue el Global 2028 que subió 7,75 puntos para cotizarse al final de la jornada en 106%. El bono República 2016 se cotizó en 97% y se incrementó 1 punto porcentual; mientras que el Global 2027 cerró el día en 104,5% para una subida de 4,25 puntos.

Con respecto a los bonos de Pdvsa, el 2013 subió 0,5 puntos para cerrar en 103,2% y el Pdvsa 2017 en 88,5%: un repunte de 2,05%.

Si bien la cotización del dólar no oficial siguió en aumento, ayer el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera, que funciona en el Banco Central de Venezuela, aumentó las subastas de bonos y terminó en 25,4 millones de dólares, el segundo mayor monto negociado desde el 15 de noviembre.

Los informes de los bancos internacionales coinciden en que el nombramiento de Nicolás Maduro como sucesor de Hugo Chávez es una buena noticia para los mercados internacionales, porque es considerado uno de los relativamente moderados dentro del círculo de Presidente.

Ajustes en espera. El informe de Citi señala que el principal objetivo del vicepresidente Nicolás Maduro es continuar impulsando la unidad del partido de gobierno y mostrarse ante el electorado como una “alternativa factible”. Con relación a las medidas económicas como una posible devaluación, indica que no existe capital político disponible que pueda lidiar con el impacto en la gente. “Lo que es más, esto podría significar que se ha dejado a un lado cualquier decisión que contemple al Sitme o el tipo de cambio oficial por tiempo indefinido”.

Agrega que al no haber devaluación, el Sitme recibirá bonos, pero también surgirán más distorsiones en el mercado cambiario en un futuro cercano.

La firma JP Morgan se pregunta en su informe cuánto tiempo le tomará a Venezuela llevar a cabo los ajustes macroeconómicos en un escenario de incertidumbre. Dice que la devaluación y el ajuste fiscal son necesarios, pero no suficientes para corregir los desbalances. Asegura que estos pasos serán difíciles de tomar si una nueva elección está a la vuelta de la esquina y mientras el equipo económico carezca de un líder que le indique qué hacer. Hace referencia a que las decisiones estratégicas en el sector petrolero continúan congeladas y que el mercado probablemente continúe focalizado en la salida de Chávez de la escena y de la posibilidad de la oposición de aprovechar la oportunidad. Hacen la advertencia de que la falta de definiciones políticas prolongará y profundizará los desequilibrios macroeconómicos que ya existen.

El informe del Deutsche Bank hace hincapié en que los anuncios recientes impulsarán los precios de los activos venezolanos en las próximas semanas, dado que las posibilidades de cambio político son, en este momento, “las más altas desde que Chávez se convirtió en presidente en 1998”. Y añade que los últimos acontecimientos garantizan una recomendación de aumentar las compras de bonos de largo vencimiento.

Nomura, firma japonesa asentada en Nueva York, indica que el crecimiento del gasto del Gobierno está mostrando números de agotamiento. Sin embargo, hay un creciente sentido de urgencia en términos de devaluación de la moneda para detener el aumento del hueco fiscal. En su opinión, este tipo de decisiones se esperaba para días después de las elecciones regionales. “Pero ahora creemos que serán demoradas”.

También apunta que la respuesta de las autoridades no ha sido tranquilizante y citan como ejemplo el hecho de que no se haya tomado ninguna decisión con el Sitme a pesar de la disminución en la entrega de divisas.

Nomura considera que el mercado de los bonos seguirá con una gran volatilidad en vista de que aún no se ve cuál será la conclusión de todo el devenir político.

Finalmente Barclays Capital sostiene que cualquier sucesor de Chávez será mucho más moderado. “Esperamos una transición que esté en línea con la Constitución”. Por tanto, reiteran la sobrevaloración que le dan a los bonos de la República y de Pdvsa.

El Dato

En más de 295% por encima del tipo de cambio oficial se cotiza la divisa no oficial en el mercado paralelo. En los últimos tres meses el aumento ha sido de más de 50%, impulsado por las restricciones de divisas en el mercado nacional.