• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Blue Chicken plantea un servicio más completo para el franquiciado

Blue Chicken se ha propuesto brindar un servicio más completo al de otras franquicias de comida rápida / Caterina Da Silva/El Nacional

Blue Chicken se ha propuesto brindar un servicio más completo al de otras franquicias de comida rápida / Caterina Da Silva/El Nacional

Actualmente funciona en el Manzanares Plaza y ofrece desde deditos hasta enrollados con ensalada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No son un local de hamburguesas, ni de piezas de pollo ni de comida criolla. Casi puede decirse que su modelo de negocio consiste en ser cultores del pollo en todas sus formas de presentación. En Blue Chicken, una venta de comida recién estrenada en el Centro Comercial Manzanares Plaza, en el sureste caraqueño, venden sándwiches, hamburguesas, nuggets, tenders, enrollado de pollo y ensalada, Cordon Blue, pinchos de pollo y también tequeños y bolitas de carne.

“Tenemos nueve combos en total. El menú especial es el gourmet donde ofrecemos el Cordon Blue con papa en crema agria y queso y los pinchos de pollo. Queremos dar más opciones con el pollo como protagonista. Hay lugares donde no consigues los wraps o los deditos de pollo y nosotros sí lo ofrecemos todo. Hemos superado la expectativa, porque en los primeros días nos sucedió que nos quedamos sin productos por la demanda”, detalló Randolph Quintero, gerente de operaciones del nuevo local de comida rápida.

El 12 de octubre abrió sus puertas el primer Blue Chicken, un local de comida que antes de vender su primer plato se concibió como una franquicia que espera extenderse por todo el país en el mediano plazo. La meta es inaugurar tres nuevos puntos durante el primer trimestre de 2013 y en los próximos dos años, tener entre seis y ocho locales de la marca. En principio todos los locales se ubicarán en Caracas, aunque no descartan las ofertas de gente interesada en adquirir la franquicia en las regiones.

“No hace falta que en el lugar haya una feria de comida para que se pueda instalar. Podemos estar en tiendas, en estaciones de servicio, en clínicas, en universidades, en centros empresariales. Lo que queremos es que sea un lugar con alto tráfico de personas y que el dueño que quiera invertir sea alguien que se levante y sueñe con su negocio. No nos interesan esos inversionistas que nada más pagan y esperan que otro se encargue de todo”, aseguró Roxssel Belandria, gerente de expansión de la nueva franquicia.

Conceptualizar Blue Chicken fue un proceso de año y medio, pero desde el comienzo se pensaron dos unidades diferentes: el módulo y la tienda. Para el concepto más pequeño basta con un lugar de 12 metros cuadrados porque el mayor espacio se lo lleva la instalación de la freidora automática, mientras que el local más amplio necesita entre 20 y 25 metros cuadrados y está pensado para integrarse a las ferias de comida dentro de los centros comerciales o las universidades.

La inversión mínima es de 400.000 bolívares e incluye toda la estructura del mostrador, equipos de cocina, la caja registradora, el entrenamiento del personal y por supuesto, el uso de la naciente marca Blue Chicken. El retorno de la inversión está planteado para que se concrete en un período de 24 meses. El grupo de la franquicia ahora trabaja en armar una base de datos de los espacios disponibles en los centros comerciales y las nuevas ferias de comida en edificios empresariales, para ofrecerles a los interesados un paquete que incluya también el estudio económico del punto comercial.

Sabor crocante

Crear una franquicia fue el objetivo que se propusieron el ingeniero Carlos Nuñez y su esposa Olga cuando decidieron fundar Blue Chicken. Ellos, sin embargo, nada tenían que aprender sobre logística, preservación de la marca, redacción de manuales de atención, entrenamiento de personal de barra o negociaciones con los proveedores. La empresa COG Franquicias que fundaron 11 años atrás, justamente se dedica a brindar la asesoría a las cadenas ya establecidas en el país.

“Los dueños que son Carlos y Olga trabajaron de asesores a las franquicias. Para nosotros fue muy importante esa experiencia previa, porque ellos pudieron llegar a acuerdos muy rápido con el proveedor de los congelados de pollo y además eran conocidos, lo que nos permitió negociar con la marca de refrescos y los de las salsas un pedido de cantidades reducidas. Ahora estamos empezando, pero el proyecto de expansión es a corto plazo y eso fue lo que ofrecieron a los proveedores”, dijo Claudia González, ingeniera de planta.

Parte esencial del concepto de Blue Chicken es brindar un servicio más completo al de otras franquicias de comida rápida. Los equipos de freidoras automáticas -no dejan residuos ni olores- que se importaron para el local permiten que en cuatro minutos el producto pase de congelado a cocido, porque de esa forma evitan tener productos freídos en la barra que pierden su sabor crocante y su temperatura.

Con poco personal

Blue Chicken se concibió como una franquicia para que funcione con tres empleados en horario rotativos. En Manzanares Plaza abren hasta las 10:00 pm. En un día normal, el horario más fuerte comienza a las 5:00 pm dado que la mayor parte del público pertenece a los trabajadores que buscan una cena antes de llegar a casa y los visitantes del cine que acaba de abrir en la nueva etapa del centro comercial.

“Decidimos contratar gente nueva para el nivel de operarios. En cambio para los supervisores sí trajimos a gente con experiencia en otras franquicias. Lo más importante fue el entrenamiento sobre el servicio, porque queremos hacer la diferencia en la forma de servir el producto y en la preparación de los menús”, señaló Randolph Quintero, gerente de operaciones.

Contacto

Roxssel Belandria, gerente de expansión: (0212) 9441165. También están disponibles las cuentas cog_expansion@gmail.com y @BlueChicken_v.