• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Bank of America: Sobrefacturación explica superávit 

 Nuevo billete de 100 dólares

Dólares

Barclays se pregunta cómo pudo expandirse el consumo privado en 5,5% si los salarios reales cayeron 8,9% 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un informe de la firma Bank of America Merrill Lynch asegura que el superavit en la balanza de pagos en 1,8 millardos de dólares dado a conocer por el Banco Central de Venezuela, puede explicarse por la sobrefacturación excesiva en las importaciones, debido a las distorsiones que existen en el país con la cotización del tipo de cambio oficial y paralelo.

Asegura que la brecha entre ambas cotizaciones es el principal responsable del descalce entre las importaciones declaradas por los importadores venezolanos y las que se reportan con los países con los que Venezuela realiza intercambio comercial. “Pensamos que estas distorsiones probablemente se acentuarán a medida que el diferencial cambiario se amplíe aún más. Las crecientes sobrefacturaciones explican el porqué las importaciones venezolanas reportadas por el BCV se expandieron 3,2% en el segundo trimestre del año. Señalan que de ser así las compras externas no crecieron en el segundo trimestre, sino que lo que en realidad se incrementó fue la magnitud de las solicitudes para importaciones.

Añade el informe que tales distorsiones son también el resultado de la inesperada recuperación en las cifras de crecimiento en el segundo trimestre, y que aseguran que el producto interno bruto se ubicó en 2,6%. “Lo que es notable es que la manufactura y las ventas al detal, dos sectores de alta dependencia de las importaciones, tuvieron en conjunto 47% del total de la expansión a pesar de la bien conocida crisis de escasez de divisas que ha prevalecido durante el trimestre”. Señala el documento que una posible explicación a esto es que la sobrefacturación también permitió exagerar el reporte de las ventas de bienes comprados en el exterior o bienes que son producidos localmente con alto componente importado

Por su parte, Barclays Capital señala que el resultado sobre el comportamiento de la economía en el segundo trimestre muestra que la desaceleración del gasto público fue mucho más moderada de lo esperado. “Esto unido a la expansión del crédito -apoyado por el consumo privado- contuvieron el impacto del deterioro del poder de compra de los ciudadanos”. Por el lado de la disponibilidad de divisas las restricciones han sido mitigadas a través del uso de los dólares disponibles en stock y de una disminución en los inventarios de las reservas. “Aunque estos resultados requerirán una revisión de nuestros pronósticos de crecimiento para 2013, pensamos que es difícil que sea sostenible y no esperamos una recuperación del poder de compra este año”.

El informe de la firma británica sostiene que el principal recurso del crecimiento en el segundo trimestre de 2013 fue la expansión del consumo privado en 5,5% a pesar de a contracción de 8,9% en los salarios reales. “Según nuestro punto de vista, la única explicación para esto es que las transferencias públicas y los créditos compensan el impacto del deterioro del salario, mientras que parte de los ahorros de la nación dejan el país a través de la fuga de capitales dadas las restricciones cambiarias”.


Cifras fuera de la realidad

Las cifras sobre el crecimiento del producto interno bruto divulgadas por el Banco Central de Venezuela no se corresponden con la data que maneja actualmente el sector privado, informó Jorge Roig, presidente de Fedecámaras. “Tenemos que reconocer que no eran las que esperábamos”, expresó en un comunicado.

El gremio cuestiona el crecimiento de la economía durante un trimestre marcado por el recorte de la jornada laboral, que implicó una reducción de horas hombre producidas de 10%.

Acotó que tampoco se entiende que el sector manufacturero haya crecido 5,7% en momentos donde hay menos inventario, un índice de inflación de 50% y un tema laboral que asfixia la producción.

 “Si existe una economía en crecimiento, ¿qué está pasando con los dólares de Cadivi que siguen paralizados, por qué las subastas son cada vez más extemporáneas y no suplen las necesidades de diversos sectores, por qué no se les paga a los contratistas de los distintos entes públicos”, inquirió el directivo.

Agregó que el crecimiento de un punto en la economía implicaría “mayor producción de bienes, más productos en los anaqueles, más empleo y esto no es lo que está pasando en nuestro país”.

Adicionalmente, señaló que el ausentismo está “destruyendo a las empresas”. Fedecámaras insiste en que la economía real no se corresponde a las cifras anunciadas por el gabinete económico y propone una discusión de los resultados para contrastarlos con lo que realmente ocurre en la industria privada.