• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

BCV cerró registro del Sicad por exceso de demanda

Página del Rusicad | Captura Internet

Página del Rusicad | Captura Internet

Fuentes vinculadas al sector financiero proyectaron que las empresas solicitarán entre $ 350 millones y $ 400 millones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El exceso de personas que accedió al Registro de Usuarios del Sistema Complementario de Administración de Divisas colapsó la plataforma, por lo que el Banco Central de Venezuela optó por cerrarlo hasta que termine la subasta, refirió una fuente vinculada al sector financiero.

Si bien el instituto emisor ofreció 150 millones de dólares en la segunda subasta para personas jurídicas y 30 millones de dólares para naturales, la fuente proyectó que las solicitudes de las empresas al cierre de la fecha de recepción de órdenes oscilará entre 350 millones y 400 millones de dólares, mientras que las de personas estarán cercanas a 100 millones de dólares.

La fuente comentó que la obstrucción es una traba para evitar una alta demanda. “El Gobierno tiene varias alcabalas que administra en función de moderar la demanda”.

Por ejemplo, en esta ocasión no estaba previsto el cierre del registro. “El sistema está abierto permanentemente con sus limitaciones de horario”. En la convocatoria del pasado viernes tampoco se dice que la inscripción culminaría una vez que iniciara el proceso. “Las razones siempre serán técnicas como una página en mantenimiento para no reconocer una terrible demanda que ocurre en pleno proceso”, aseveró.

El informante indicó que es similar a lo que ocurre con los Certificados de No Producción,negados en su mayoría para evitar la liquidación de divisas o las trabas a la hora de asignar solvencias laborales.


En línea. La gran cantidad de personas que intenta inscribirse en el Rusicad, requisito indispensable para optar a las divisas, impidió el acceso al sistema incluso para la actualización de datos, de acuerdo con denuncias de usuarios a través de las redes sociales. Desde temprano en la web se decía: “En estos momentos el sistema se encuentra cerrado. Por favor intente más tarde”.

El tipo de cambio al que se hicieron las posturas el día de ayer fluctuó entre 9 y 10 bolívares por dólar, guiados por los resultados de la anterior subasta, en la que se fijó una tasa de 11,7 para personas naturales y de 10,9 para las jurídicas.

Otra fuente señaló también de manera extraoficial que la tasa de cambio se situaba entre 10 y 11 bolívares por dólar para naturales y las empresas no pasaron de 12 bolívares. “La gente juega a la baja”, dijo.


Repetición. El economista Luis Oliveros señaló que sorprendería si la subasta se manejara en los mismos rangos que la anterior. “En la pasada convocatoria quedó por fuera 50% de las empresas. Si ya todos saben el rango que deben colocar, se desconocen los criterios para repartir 180 millones de dólares en las mismas bandas”.

El analista admitió que una opción sería distribuir la menor cantidad de dólares entre muchos demandantes, pero esto sólo serviría para las personas naturales. “¿Qué hace una empresa con 10.000 dólares si necesita 100.000 dólares?”, cuestionó.


Limitado. El director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, expresó que las personas jurídicas no tienen gran capacidad para ofrecer divisas. En la anterior convocatoria sólo colocaron 10 millones de dólares. En cambio, los recursos líquidos del Fondo de Desarrollo Nacional ascienden aproximadamente a 5 millardos de dólares, mientras que la banca pública dispondría de 1 millardo para aumentar la oferta del Sicad.


Presionar al paralelo

El presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, Ricardo Sanguino, sostuvo que el Sicad busca presionar a la baja el dólar que se transa fuera del mercado cambiario formal.

En una entrevista en Unión Radio, el diputado aseguró que muchas empresas prestadoras de bienes y servicios toman como referencia para la fijación de precios el dólar que se transa fuera del mercado oficial.

El parlamentario aclaró que la mayor proporción del suministro de divisas continuará vía Cadivi, mientras el Sicad provee a librerías, los útiles escolares, juguetes, electrodomésticos o a los puertos libres de Nueva Esparta y Falcón, además de las personas naturales.

La idea, asomó, es que, mientras el mecanismo avance, no sólo el Banco Central de Venezuela ofrezca divisas, sino también multinacionales que desarrollen proyectos o personas naturales.