• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Ausentismo laboral aumentó entre 20% y 40% por las colas

Trabajadores toman tiempo de su jornada laboral para hacer colas en los comercios | Foto Omar Véliz / Archivo

Trabajadores toman tiempo de su jornada laboral para hacer colas en los comercios | Foto Omar Véliz / Archivo

Empleados piden permiso un día a la semana o se van de su puesto 4 o 5 horas cuando llega un producto al comercio, dijeron fuentes 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ausentismo laboral se ha incrementado entre 20% y 40% debido a la escasez de alimentos y otros artículos de primera necesidad, pues los empleados piden permisos un día a la semana o se retiran de su puesto cuatro o cinco horas para hacer cola cuando llega un producto al comercio. Esto perjudica la productividad en empresas y organismos del Estado.

“Me enteré de que había pañales en la farmacia y dejé la oficina un rato para comprarlos”, dijo una empleada pública que pidió no mencionar su nombre. Añadió que en el ministerio el personal se cubre entre sí para ausentarse y adquirir los artículos: “Mientras mis compañeros trabajan, otros hacemos la cola. Cuando vamos llegando los llamamos porque les guardamos el puesto”.

María Rodríguez, obrera, contó que en la fábrica pide un permiso para el día que le toca comprar por terminal de cédula. “No me gusta faltar al trabajo, así sea con permiso. Tengo que levantarme a las 4:00 de la mañana para hacer la cola y comprar un pollo, carne o un paquete de pasta o arroz”.

Froilán Barrios, coordinador del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, indicó que el ausentismo se agudizó y por las colas representa 20% de la jornada laboral de 40 horas semanales en el caso del día de permiso, equivalente a 8 horas de jornada. “Este índice puede alcanzar 40% si se le suman las 3 o 4 horas cuando el trabajador se ausenta porque se enteró de que llegó el producto al comercio de la esquina”.

Miguel Fernández, empleado de un comercio, afirmó: “Esperar a la salida del trabajo para hacer la cola y comprar no sirve porque cuando llegas al automercado ya la mercancía a precio regulado se agotó en la mañana”,

Maryolga Girán, asesora de Conindustria, señaló que las colas son un dolor de cabeza para las empresas. “Este ausentismo es temporal y súbito y afecta mucho la productividad porque los trabajadores se van, con la anuencia del supervisor al que le guardan el puesto en la cola, toda una mañana o tarde para comprar”.

Antonio Suárez, presidente de la Federación Unitaria Nacional de Empleados Públicos, expresó que los trabajadores del sector también “son pueblo y pasan por las mismas dificultades de toda la gente para conseguir la canasta alimentaria y otros productos de primera necesidad”.

Recordó que el gobierno ofreció el Pdval para suministrar los artículos regulados en los sitios de trabajo, sin embargo, son pocos los organismos que lo han instalado porque “hay muchos burócratas que poco le importan los trabajadores”.

Barrios precisó que el tiempo que las colas le restan a la productividad es adicional al ausentismo laboral, de 40%, generado por los decretos de inamovilidad y la Ley Orgánica del Trabajo, que limitan los despidos justificados contra los trabajadores, inspirados por la llamada viveza criolla, que llegan tarde o faltan a su sitio de labor.

El Dato
Los empleados entrevistados dijeron que ausentarse del sitio de trabajo para hacer cola resulta insuficiente porque no siempre consiguen los alimentos y productos que necesitan a precio regulado. La situación los obliga a comprarle a los bachaqueros a un precio superior, lo que  incide en el poder adquisitivo del presupuesto familiar.

“La mayoría de las veces el tiempo que debo emplear en la cola coincide con el horario de clases y no voy a embarcar a los estudiantes. No me queda otra que acudir a los bachaqueros así me cobren más”, contó Mariela González, educadora.