• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Ausencia de marco legal limita crecimiento de comercio electrónico

Hombre hace compras en la Web / Manuel Sardá/El Nacional

Hombre hace compras en la Web / Manuel Sardá/El Nacional

Con el desarrollado de la Web 2.0 han surgido sitios para la compraventa en línea entre personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El desarrollo del comercio electrónico en Venezuela está limitado por la ausencia de un marco legal regulador y la imposibilidad de emitir una factura electrónica, debido a que no hay apertura por parte del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria, señaló Carlos Jiménez, director de Tendencias Digitales.

El estudio Estadísticas de Internet en Venezuela 2012, elaborado por Tendencias Digitales, indica que hay 11.600.000 internautas en el país y que 7% de los consultados dijo que también utiliza Internet para comprar, lo que refleja lo incipiente de la actividad en el país.

Jiménez aseguró que existe un potencial importante por explotar porque hay mucha gente ávida de usar Internet y de realizar compras en línea por comodidad y practicidad, pero la poca bancarización de la población y la baja penetración de la tarjeta de crédito, que se sitúa en 15%, frenan la expansión del negocio.

José Ruiz, gerente general de la Cámara Venezolana de Comercio Electrónico, señaló que a los factores restrictivos se suma el control cambiario, considerando que las adquisiciones electrónicas, en sitios internacionales, se deben hacer con instrumentos de pago autorizados por la Comisión de Administración de Divisas.

El director de Tendencias Digitales dijo que hay pequeños empresarios locales que han trabajado en la creación de propuestas de tiendas virtuales para impulsar la compraventa en línea nacional, pero se han enfrentado con grandes limitantes: una oferta poco idónea de desarrolladores, altos costos de las plataformas y baja calidad en el concepto. “Es nadar contra la corriente por la cantidad de obstáculos que se deben superar, pero el emprendedor que llega tiene una buena oportunidad de negocio”, indicó.

Camino a la diversificación

El comportamiento registrado en el último año por las compras electrónicas indica que el mercado se ha diversificado. A medida que se ha desarrollado la Web 2.0, el comercio en línea ha cambiado y ya no se limita a empresas que venden productos o servicios. Han surgido tiendas virtuales de comercio social, es decir, de personas que ofertan productos nuevos o usados y servicios a otros.

Entre las novedades observadas este año figura el surgimiento de una modalidad que ha dinamizado la actividad. Sitios como Tudescuenton.com y Tusubaston.com, que tienen productos y servicios por debajo del precio habitual, han servido de incentivo para que más personas prueben comprar en el medio electrónico.

Jiménez explicó que el elemento transaccional ha aumentado significativamente y marca la tendencia. “La gente realiza ahora muchas más operaciones con los bancos y también con el Gobierno a través de Internet”.

La gente le tiene menos aprehensión al uso de medios de pagos electrónicos por asuntos de seguridad, porque se ha familiarizado con su uso. “Los fraudes se producen más por descuido del usuario y falta de medidas de seguridad básicas, que por la acción de un hacker”, agregó.

El perfil del comprador electrónico tiene tarjeta de crédito y poder adquisitivo, en una proporción mayor de hombres que mujeres.

En el ámbito nacional las compras electrónicas corresponden a pasajes aéreos, entradas al cine, teatro o espectáculos, libros, alquiler de vehículos, cupones de promociones y subastas de productos electrónicos, entre otros.  

Regalos navideños

Las personas que todavía cuentan con dólares disponibles en su tarjeta de crédito para comprar bienes fuera del país, buscan consumirlo durante los últimos tres meses del año. José Ruiz, de Cavecom-e, dijo que según el comportamiento observado en años anteriores, los tarjetahabientes prefieren gastar el cupo o lo que les queda en regalos navideños, y en particular en aparatos electrónicos de audio y computadoras.

Atribuye esta decisión a que los precios de los artefactos en el mercado local son muy elevados en comparación con los de las tiendas virtuales en Estados Unidos. “Cuando se adquiere algún producto tecnológico en sitios internacionales hay un ahorro significativo aunque haya que pagar flete o nacionalización”, agregó.

Selección y pago en línea

El portal Micupo.com explica que para realizar compras en Estados Unidos se requiere una dirección fiscal en ese país, por lo cual hay que contratar un casillero o courier internacional al que la tienda enviará los artículos. La empresa que presta el servicio recibe las compras y las despacha al domicilio indicado como destino. Algunas permiten el pago en bolívares y otras solamente en dólares mediante tarjeta de crédito.

El comprador elige los productos en una tienda electrónica. La recomendación es optar por una que tenga prestigio y sea segura como www.amazon.com.

En la navegación en la tienda electrónica se seleccionan los artículos y se van agregando al “carrito de compra virtual". Posteriormente se ingresan los datos personales y los de la tarjeta de crédito si ya se encuentra registrado, si no el portal le dará la opción de hacerlo antes de hacer el pago.