• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Aumento de la demanda supera la disponibilidad de mercancía

Nielsen registró un alza del volumen de ventas de productos de consumo masivo en junio y julio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las ventas de productos de consumo masivo en Venezuela se recuperaron entre junio y julio de este año, según un estudio de la consultora Nielsen que evaluó el volumen de demanda y los precios de 109 categorías, excluyendo alimentos perecederos que se comercializan en supermercados, hipermercados, abastos, farmacias, perfumerías, kioscos, panaderías, licorerías y ferreterías, entre otros comercios al detal.

Pedro Manosalva, gerente general de Nielsen Venezuela, señaló que hubo una subida de las ventas de 6,7% en junio y de 3,3% en julio. La tendencia podría mantenerse en lo que queda del año, aunque dependerá de la disponibilidad de productos conque cuenten los canales de ventas.

Las panaderías lideran

El estudio de Nielsen indica que aunque los canales de comercialización tradicionales como las bodegas de los barrios registraron un descenso en el volumen de ventas, las panaderías salen ilesas en la contracción de la demanda en este segmento. "Siguen siendo fuente importante de suministro de alimentos y son puntos de venta cercanos a la población con una gran cantidad de establecimientos y con un portafolio de productos completos que permite a los consumidores hacer un mercadito completo diario o semanal", destacó Pedro Manosalva, gerente general de Nielsen.


Dijo que en los últimos meses también se refleja una variación a la baja de los precios de los productos, debido a la reducción decretada para artículos de cuidado personal y limpieza del hogar desde abril pasado. Para finales de julio, los 109 productos que mide Nielsen habían registrado alzas de precios en promedio de 30% anualmente, variación que está por debajo de 37,1% de marzo de 2011 y de 33% en julio del mismo año.

"La desaceleración de los precios tiene un efecto directo sobre la recuperación del volumen y la estabilización del valor de la compra por parte de los consumidores en los canales comerciales", expresó, y agregó que el incremento del salario mínimo y la disminución de la inflación contribuyó a que mejorara la demanda de productos de consumo masivo en los últimos meses.

Por cada 100 bolívares de venta en los supermercados, bodegas, farmacias de autoservicios, perfumerías y panaderías, entre otros comercios, 25,1 bolívares ingresan por el expendio de licores. En 2011 la proporción era de 25,7, y mostró una pequeña desaceleración. El segundo segmento de mayor venta es el de bebidas no alcohólicas con 17,2 bolívares de cada 100; le sigue otros alimentos con 15,1 y cuidado personal con 12,2 bolívares. En el caso de alimentos básicos la proporción es de 5,4 bolívares en la estructura de ventas por cada 100 bolívares obtenidos en ventas y 7,2 bolívares son por la comercialización de los llamados productos impulsivos, entre los que están chucherías, galletas, dulces, helados, entre otros. Los productos lácteos representan 3,7 bolívares del total de 100 bolívares comercializados.

El gerente general de Nielsen aclaró que hay algunos problemas con la cantidad de productos disponibles en las tiendas al detal. Añadió que el repunte de la demanda ha sido mayor a la capacidad que han tenido los comercios para responder con más inventario. "El incremento tan acelerado de la demanda hace que la cadena de abastecimiento no necesariamente tenga la capacidad para responder de la misma manera, y por eso se encuentran algunos establecimientos donde los productos se agotan más rápido que en otros, entonces el gran reto es contar con un buen surtido para atender ese consumo", señaló Manosalva.

Por canales La recuperación en el volumen de ventas por canal de comercialización ha beneficiado más a los llamados drugstores, que son farmacias o perfumerías de cadena, y ha sido significativa la demanda que han tenido de productos de cuidado personal, limpieza del hogar y algunos alimentos. Según Nielsen, los establecimientos tuvieron alzas de 6,6% en el volumen de productos comercializados en julio de 2012 con respecto al mismo mes del año pasado, y ya representan 10% de la estructura de ventas de productos masivos evaluados por la empresa encuestadora. En 2011 representaban 9% del total de las ventas. Nielsen dijo que cuando se analiza el drugstore no se incluyen medicinas, sólo productos de limpieza, cosméticos, cuidado personal, alimentos no perecederos y bebidas. Destacó que el crecimiento de estos formatos es tal que se exportan como cadenas a otros países como Colombia, donde hay empresas de autofarmacias venezolanas con éxito entre los consumidores de ese país.

Al contrario, los canales tradicionales como abastos y bodegas registran un descenso en las ventas de 9,4% en julio pasado e incluso con contracciones de menos 15,7% en enero de 2012. De la totalidad del mercado de productos de consumo masivo este tipo de establecimientos comerciales tradicionales como las bodegas de barrios representa 45% de las ventas este año, y perdieron 2 puntos porcentuales de participación con relación a 2011.

Pedro Manosalva indicó que este sector ha estado afectado por la caída de 23% del consumo de los productos de bebidas no alcohólicas como refrescos. El segmento de supermercados e hipermercados de cadenas representa 23% del total del valor de las ventas: quedó en la misma proporción que ocupaban el año pasado. Mientras que los supermercados independientes, en los que se incluyen abastos y comercios chinos, entre otros, registran un crecimiento de un punto porcentual en la participación del mercado de venta de productos de consumo masivo, para llegar a 22%.