• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Aumento de Bs 21 diarios alcanza para comprar un pan sobado

“Nadie dice que el aumento salarial es suficiente, pero es peor no recibir nada”, dijo el dirigente sindical Antonio Suárez | Foto Archivo El Nacional

“Nadie dice que el aumento salarial es suficiente, pero es peor no recibir nada”, dijo el dirigente sindical Antonio Suárez | Foto Archivo El Nacional

El economista Asdrúbal Oliveros dijo que el incremento de 15% del salario mínimo es una ilusión monetaria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Ese incremento de 21 bolívares al día no alcanza ni para tomarse un café pequeño en la panadería”, afirmó la comerciante Ana Márquez en el mercado del bulevar de El Cafetal. José Garcés, jubilado, la interrumpió y le dijo que tampoco alcanzaba para un refresco o una empanada.

Mariadela Medina, que llevaba  una bolsa en la mano intervino: “Si se puede comprar medio litro de jugo o un pan sobado de 18 bolívares. El aumento lo hicieron para que dejemos de hablar del  incremento de 45% en el salario de los militares”, aseguró.

En otro sector de Caracas, cuatro señoras en la mesa de una panadería en Santa Paula aseguraban que el incremento de 632 bolívares no les alcanzaba ni para pagar la cuota de condominio que no baja de 700 bolívares al mes. Una de ellas agregó: “Ni para pagar una consulta en el médico o los exámenes”.

El aumento de 15% en el salario mínimo a partir del 1° de diciembre, anunciado el lunes por el presidente Nicolás Maduro, se convirtió en el tema tendencia en las redes sociales y en el comentario recurrente en las calles. De 4.215 bolívares pasó a 4.888,65 bolívares y la base del cálculo del ticket de alimentación subió de 0,5% a 0,75%.

El precio de la canasta básica familiar en septiembre llegó a 25.385,96 bolívares, según el Cendas, y para poder comprarla se debía reunir hasta  6 salarios mínimos. A partir del 1° de diciembre se necesitarían 5,2 sueldos básicos  sin tomar en cuenta, en este caso,  la inflación. Esta canasta mide alimentos, servicios públicos, higiene personal, aseo del hogar, vestido, calzado, alquiler de vivienda y salud.

A la salida del Consejo de Ministros realizado ayer, el vicepresidente de Planificación y el Conocimiento, Ricardo Menéndez, defendió el aumento y criticó los cálculos de las instituciones privadas. Dijo que el incremento salarial pasa de 4.888 bolívares, porque incluidos los tickets de alimentación se sitúa en más de 7.000 bolívares. Suficiente, a su juicio, para adquirir la cesta básica que, según cálculos oficiales, es de 5.741 bolívares. Pero esta medición solo incluye  alimentos.

Sin embargo, el aumento diario de 21 bolívares apenas alcanza para comprar, además del pan sobado, medio litro de jugo, el pasaje ida y vuelta de una camioneta y el ticket multiabono del Metro. El café pequeño está en 25 bolívares y un refresco supera 35 bolívares.

El economista Asdrúbal Oliveros aseguró que el incremento es una ilusión monetaria: “Billetes que no alcanzan para nada”. Recordó que antes el gobierno hacía un incremento salarial al año, en 2014 van tres. Están admitiendo que hay problemas. El alza del salario es un paliativo a corto plazo que va a generar una leve recuperación del poder adquisitivo, solo durante dos o tres meses.

“Están en un circulo vicioso. Compensan la caída del poder adquisitivo pero no resuelven la inflación”. Destacó que la capacidad de compra del salario promedio ha caído 14,2%, el porcentaje más alto desde 2003,  cuando ocurrió el paro, y se situó en 13%.

Voces sindicales. El Frente Autónomo de Defensa del Salario, el Empleo y el Sindicato objeta el aumento de 15%, pues con la medida el gobierno pretende recuperar la popularidad que ha perdido al someter a la población a la escasez y carestía de los productos de consumo prioritario.

Froilán Barrios, dirigente del Fadess, afirmó que el incremento no toma en cuenta las variables de la economía, por lo que el nuevo sueldo mínimo y las pensiones del Seguro Social homologadas con ese salario se depreciarán rápidamente con el alto costo de la vida. Señaló que los venezolanos necesitan recuperar el poder adquisitivo del ingreso y que la inflación sea contenida. 

El presidente de la Federación Unitaria Nacional de Trabajadores Públicos, Antonio Suárez, sostuvo que nadie dice que el aumento salarial es suficiente, pero que es peor no recibir nada: “Beneficia a los trabajadores aunque no resuelve”. Agregó que para ellos es un triunfo porque las escalas de los salarios de los empleados públicos subirán. Además, la convención incluye otros beneficios como HCM, casacuna, planes de turismo y primas por antigüedad, entre otros. Aspiran a que el nuevo contrato marco de la administración pública se firme antes de los 30 días que prometió el presidente  

Incidencia doble en privados
La presidente de la Comisión Laboral de Conindustria,  Maryolga Giran, afirmó que el aumento salarial generará pérdidas graves en especial a los comerciantes. Recordó que ya la Sundee les aprobó una estructura de costos, que incluye la nómina, para la fijación de los precios de los productos con un margen de ganancia ajustado. Por tanto el aumento salarial de 15% no se podrá trasladar de inmediato a los costos.

Añadió que el incremento tiene incidencia en el bono vacacional, en los cinco días de antigüedad mensual, en el pago de utilidades y en contribuciones parafiscales, también en el cálculo de horas extras y el bono nocturno. 

El representante de la Comisión de Asuntos Laborales de Fedecámaras, Aurelio Concheso,  aseguró que todo aumento de salario por decreto es inflacionario y que las causas del incremento de la inflación son las políticas gubernamentales. “Mientras no haya un cambio sustancial el salario se seguirá deteriorando”, dijo.

En el sector productivo la incidencia es doble. Por un lado tienen que subir los salarios, con lo que se incrementará la nómina y además se elevarán los costos operativos.