• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Aumenta el empleo, pero sigue siendo precario  

El precio del papel higiénico duplica su valor en los puestos de buhoneros | Foto Leonardo Guzmán

Los trabajadores informales tienen sueldos que fluctúan, pueden ganar más, pero están desprotegidos en términos de beneficios | Foto Leonardo Guzmán

La investigadora de la UCAB Genny Zúñiga indica que las cifras oficiales reportan cantidad de trabajo, pero no calidad 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tener cifras bajas de desempleo en el país no significa que los trabajadores venezolanos estén ganando lo suficiente y menos aun que cuenten con un sistema formal de empleo que deje atrás la precariedad, afirma Genny Zúñiga, profesora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello.

Una investigación llevada a cabo por Zúñiga -con datos de 2008 porque fue el último año con cifras disponibles de la encuesta de hogares por muestreo del Instituto Nacional de Estadística, cuando inició el estudio-, muestra que más de 63% de la población ocupada tenía un trabajo precario. La situación en 2014 no muestra cambios.

Para determinar si un empleo es precario la investigación partió de los planteamientos de la Organización Internacional de Trabajo, la cual sostiene que cuando no se cumplen los requerimientos mínimos de estabilidad -que haya garantía del ingreso en el tiempo- y cuando no hay seguridad en términos de beneficios para el trabajador, entonces no se puede hablar de empleo decente.

La data que estaba disponible para efectuar esos cálculos no ha sido actualizada por el INE, pero Zúñiga apunta que no hay motivos para pensar que la precariedad del empleo en el país haya disminuido. “No hay indicios de que la situación ha cambiado. Las autoridades aclaman la disminución del desempleo. Pero cuáles son esos puestos de trabajo y cuánto están ganando”.

Destaca que según los números del INE, disponibles hasta julio pasado, 5,22 millones de venezolanos, más de 40% de los ocupados, están en el sector informal, sin beneficios laborales.

“Las cifras oficiales indican que en términos de proporción ha disminuido el desempleo. Pero el dato bruto es que hay muchos trabajadores en el sector informal que están desprotegidos. Pueden ganar más, pero tienen muchas condiciones de vulnerabilidad”, agrega.

La caída del aparato productivo en el país, refiere, ha hecho que el aumento en los puestos de trabajo se dé en sectores como comercio y servicios con una menor calificación. “Se han reducido las oportunidades que da el mercado de trabajo y la seguridad social que se brinda es menor”.