• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Asdrúbal Oliveros: Luis Salas es un teórico radical

Luis Salas, es profesor de la cátedra Economía Política de la Universidad Bolivariana de Venezuela | Foto: @VTVcanal8

Luis Salas Rodríguez es profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela | Foto: @VTVcanal8

El director de Ecoanalítica explicó que la inflación es un fenómeno que se genera debido al desfase entre la oferta y la demanda, a diferencia de lo que sostiene el nuevo ministro de Economía Productiva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer, el presidente Nicolás Maduro anunció la creación del Ministerio de Economía Productiva, que presidirá Luis Salas Rodríguez, quien también fue designado como vicepresidente económico.

Salas Rodríguez es sociólogo egresado de la UCV, magíster en Sociología del Desarrollo en América Latina y director del Centro de Estudios del Programa de Formación de Grado de Economía Política de la Universidad Bolivariana de Venezuela, de acuerdo con su análisis económico 22 claves para entender y combatir la guerra económica.

En el ensayo, el nuevo vicepresidente económico afirma que la inflación no existe, y explica que en realidad es una transferencia de los ingresos y de la riqueza social desde un sector de la población a través del aumento de los precios. “Esta transferencia se produce desde los asalariados hacia los empresarios, pero también desde una fracción del empresariado hacia otra fracción de los mismos”, añadió Salas Rodríguez, quien en 2010 recibió el primer premio del II Concurso Internacional de Trabajos de Investigación sobre Economía Política y Derechos Humanos de la Universidad de las Madres de la Plaza de Mayo, Argentina. Además, ha publicado libros y ensayos como: Delitos de cuello blanco en Venezuela. Aproximaciones para una investigación cada vez más necesaria (2012) y Escritos desde la guerra económica (2014).

Asdrúbal Oliveros, economista y director de Econoanalítica, escribió ayer en su Twitter que lo que más le preocupaba de los nombramientos ministeriales era el del Ministerio de Economía Productiva. Una de las afirmaciones de Salas Rodríguez es que la monetización del déficit no genera inflación. Sobre esto, Oliveros expresó: “Señores, la cosa es seria”.

El presidente de Econoalítica fue entrevistado por El Nacional Web. Dijo que la inflación se ha incrementado en Venezuela motivado al desfase entre la oferta y la demanda de productos.

De acuerdo con el economista, Salas Rodríguez utiliza un concepto errado. Acerca del nuevo ministro, dijo: “Creo que es un teórico radical. Puede ser un obstáculo en el diseño del conjunto de medidas que la economía necesita”.

Luis Salas Rodríguez, ministro de Economía Productiva, afirma que la inflación no es una distorsión de los mercados, sino la transferencia desde un sector de la población hacia otro por la vía del aumento de precios. ¿Acaso los costos aumentan por pura plusvalía o se debe a una necesidad?

Los precios aumentan por desfase entre la oferta y demanda. Tienes escasez y presión monetaria. Esto genera que la oferta de bienes no suba, lo que conlleva al aumento de los costos.

Su visión parte de un concepto errado. Detrás del problema de la inflación hay un fenómeno que es monetario. Estás generando, para decirlo en palabras sencillas, un crecimiento de la demanda a través de la expansión de la oferta de dinero.

La oferta no crece al mismo ritmo, motivado a las restricciones y el problema de acceso a las divisas. Si el problema que plantea Salas fuese verdadero, entonces fue causado por el propio chavismo, que eliminó y redujo empresas.

¿Cómo reduces los márgenes de ganancias, si hay pocas empresas y pocos productos? Ese contexto también lo generó el gobierno con su política cambiaria.

El ministro de Economía Productiva también dice que los precios aumentan debido al “afán” de lucro individual, a través de la explotación del otro. Sin embargo, acota que es necesario mejorar la producción en el país.

Tienes que restablecer los derechos de la propiedad privada. Si no lo haces, no puedes generar inversión privada. Después de eso, debes adentrarte en los cuellos de botella que no facilitan la producción: los controles de precios y de cambio y la excesiva burocracia. Creo que el gobierno desalienta la producción con su forma de mandar.

Venezuela está en la peor crisis económica de su historia contemporánea. Hace falta el esfuerzo de todos: chavistas, opositores y poderes del Estado. Es necesario construir consensos. Luego diseñar un plan de ajustes que estabilicen la economía.

Pero estamos en el peor momento para hacerlo, por el nivel de los precios petroleros. Hablar en este momento de desmontar controles con estos precios no es fácil. Hay un punto clave que debe tener ese plan: la liquidez. De dónde obtener los recursos: a través de organismos multilaterales o endeudamiento. Eso es una discusión. Mi preocupación es que no veo disposición en este gabinete. Ojalá esté equivocado.

¿Por qué el gobierno continúa con las importaciones?

Es un tema de control político. Recuerda que esto es un gobierno de control. Las importaciones son un negocio importante. La mayoría se realizan con dólares a 6,30 bolívares. Son incentivos perversos.

El nuevo ministro, como era de esperarse, no está de acuerdo con la oferta y la demanda, y defiende la imposición de precios justos. ¿Esto no es lo que en realidad afecta la producción?

Nos ha traído hasta aquí. El concepto de precios justos no existe. No tiene nada que ver. Precio justo es el precio del mercado. El mercado es el que dirime el lugar en el que entran las decisiones de consumidores que no producen.

No conozco un control de precios que haya funcionado y no genere inflación y escasez. Los controles se aplican desde la antigüedad. Incluso en la Antigua Roma se hablaba de controles y las consecuencias siempre han sido las mismas. Necesitamos superar eso.

Luis Salas califica al sector privado venezolano de “vividores”, ¿qué opina?

¿Quién genera ese esquema? El control de cambio, ¿y quién lo crea? El Estado. El gobierno debe eliminar el control de cambio porque es una distorsión que genera más beneficios a unas empresas que a otras. Son menos los ganadores que los perdedores. Se deben eliminar los mecanismos de control para que se acabe la sobrefacturación y la captación de renta.

La especulación es consecuencia de los controles. Todo control genera mercado negro. Si funcionara el mercado, los bachaqueros no venderían los productos regulados a esos precios.

¿Cómo puede desarrollarse económicamente este año, si se continúa con el argumento de la guerra económica?

Las perspectivas son negativas. Habrá más escasez. Se verá más contracción de la economía, mayor inflación y cuellos de botella para las empresas. Nosotros calculamos el año pasado una contracción de 9,2% y 223% de inflación. Para 2016, puedes tener una inflación superior a ese monto.

Posiblemente nuestra contracción no será la de peor desempeño de América Latina, sino que se comparará con otros países emergentes. Puede que Libia, que está en una guerra civil atroz, supere a Venezuela.