• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Asamblea Nacional aprobó ley de carros pero no la sancionó

Sesión en la Asamblea Nacional / José Pacheco

Sesión en la Asamblea Nacional / José Pacheco

Uno de los cambios más significativos es el que se refiere a las sanciones. En el documento aprobado en enero se fijó que las ensambladoras o importadoras que incumplieran la obligación de publicar una vez al mes en la prensa escrita y en la página web de la empresa los modelos y cantidades de vehículos automotores entregados a los concesionarios, debían pagar 400 unidades tributarias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Asamblea Nacional aprobó en segunda discusión el proyecto de ley que regula la compra y venta de vehículos automotores nuevos y usados nacionales e importados, pero pospuso la sanción final del texto.

El secretario del Parlamento, Víctor Clark, recordó que el documento ha presentado varias modificaciones de forma y fondo desde que se aprobó en primera discusión -en enero pasado- por lo que volverá a la Comisión Permanente de Administración y Servicios, donde redactarán un informe final, el cual irá nuevamente a la plenaria para la sanción definitiva, informó ANTV.

Uno de los cambios más significativos es el que se refiere a las sanciones. En el documento aprobado en enero se fijó que las ensambladoras o importadoras que incumplieran la obligación de publicar una vez al mes en la prensa escrita y en la página web de la empresa los modelos y cantidades de vehículos automotores entregados a los concesionarios, debían pagar 400 unidades tributarias. No obstante, en segunda discusión, la penalidad se elevó a 10.000 unidades tributarias, lo que se traduce en un incremento de 2.400%.

El texto aprobado tiene 38 artículos, 7 disposiciones transitorias y una final. De acuerdo con lo establecido en la legislación, el Ejecutivo, a través de la Superintendencia Nacional de Costos y Precios, será el que fije los importes de los carros nuevos; las entidades bancarias no podrán otorgar créditos para la compra de vehículos por montos superiores a los que determine el Gobierno y las pólizas de seguro tampoco podrán estar por encima del valor decretado por el Ejecutivo, entre otras disposiciones.