• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Arreglos de ropa y zapatos se incrementaron

Ropa | Foto: Nelson Castro

Ropa | Foto: Nelson Castro

Comerciantes aseguran que el número de clientes se mantiene en relación con el año pasado, pero que cada vez son más las piezas que mandan a arreglar en vista de lo costoso de las prendas nuevas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sanaa Mustafa es clienta de la Retoucherie de Manuela, ubicada en el Centro comercial El Recreo, frecuentemente visita el local para reparar las imperfecciones en su ropa, pide que le agarren ruedo a sus pantalones, por su baja estatura, y que le entallen las piezas que le quedan holgadas.

“Por cada prenda cancelo alrededor de 100 bolívares. A veces hay ropa que lavándola se me rasga y para no perderla, por lo caro que está todo, la mando a arreglar”, señala.

El precio de la vestimenta nueva es una de las principales causas por las que las personas deciden remendar la ropa, aseguran comerciantes. “La gente que viene prefiere arreglar sus prendas de vestir si esta aún en buen estado antes de hacer un gasto mayor comprando prendas nuevas en una tienda”, dice Carolina Franco, encargada de Inversiones M.J. Polo.

Aseguran que el número de clientes se ha mantenido estable pero ha incrementado la cantidad de piezas que llevan a arreglar. “A mi el dinero no me alcanza para comprar ropa nueva todo el tiempo, últimamente he sacado del clóset varios pantalones que me quedaban grandes porque perdí peso y los he traído para que les metan y poder usarlos”, asegura Ángela López, clienta de una pequeña tienda ubicada en la Candelaria.

En la Retoucherie de Manuela, la cantidad de encargos ha hecho que se prolonguen los lapsos de entrega de las piezas. Miriam Martínez, encargada del negocio, explicó que por lo general se entregan en una semana y ahora los clientes deben esperar diez días.

Rafael García, encargado de Remiendos y Algo Más, señala que otra de las razones por la que acuden los clientes a su tienda en esta fecha es para hacer ajustes. “Muchas son personas que recibieron ropa como regalo en diciembre y no les quedaron como les gusta y necesitan ajustarlas a sus tallas”, dice.

Los precios de las reparaciones varían dependiendo del establecimiento que se visite. Entallar los pantalones cuesta entre 70 y 100 bolívares, mientras que agarrarle el ruedo está alrededor de 70 bolívares. Si es un pantalón de vestir se cose a mano y el precio aumenta 10 bolívares.

Materiales en alza

Las reparaciones menores de los zapatos, como los cambios de tapitas de los tacones, también han aumentado. Gleidys Rangel, encargada de La Restauración del Calzado Cinco Estrellas, sostiene que en comparación con enero de 2012 este año el número de clientes es mayor. “El año arrancó muy bien para nosotros, estas primeras semanas ha habido más movimiento que a inicios de enero pasado”, afirma.

Bchara Alkhounri, encargado de la zapatería Doly, asegura que sus clientes solicitan muchos ajustes menores. “Vienen para que les cosan los zapatos, se los peguen, le cambien las suelas, cosas que no tardan mucho”, señala.

Los comerciantes aseguran que no han incrementado los precios a pesar de que los materiales con los que trabajan sí han subido. “El cuero y la pega suben constantemente de precio porque son importados, lo que hace que sea difícil conseguirlos. Sin embargo, nuestros precios no se han visto alterados porque teníamos un margen de ganancia que nos permitió mantenerlos”, comenta Rangel.

Para reemplazar las suelas de sandalias y calzado femenino se gasta desde 120 bolívares y si se trata de calzado para hombres desde 200 bolívares. Las suelas de las botas son las más costosas, pueden llegar a costar 600 bolívares.

Maletas y correas

Además de las reparaciones de ropa y calzado, muchos de los clientes que acuden a los establecimientos de remiendos lo hacen para arreglar maletas y correas. “Vienen muchos clientes para mandar a arreglar sus maletas. Se les cambia desde el cierre hasta el sistema operativo que permite que suba y baje el asa. Los cierres cuestan alrededor de 200 bolívares y el sistema 400”, señala Carolina Franco, encargada de Inversiones M.J. Polo.

Asegura que los cambios más frecuentes en las correas son los cambios de hebillas que cuestan 90 bolívares. “Si es necesario abrir nuevos huequitos para que se ajusten mejor a los cuerpos se les cobra 5 bolívares y por cortarlas cobramos 30 bolívares”.