• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Aplicación del Plan de la Patria condujo al país a la recesión

Foto Archivo El Nacional

Foto Archivo El Nacional

Advierten que el retraso en las decisiones profundizará las distorsiones económicas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El modelo económico esbozado en el Plan de la Patria 2013-2019 ha llevado al país a un escenario de recesión, alta inflación y escasez, aseguran expertos. La política fiscal expansiva, la restricción de importaciones y los cambios institucionales que han afectado la actividad privada condujeron a las distorsiones actuales, señaló el Consejo de Economía Nacional.

Analistas afirman que un cambio de rumbo resultará doloroso. No hay forma de eludir el golpe al poder adquisitivo que resultaría una nueva devaluación, o lo impopular que puede ser un aumento del precio de la gasolina. No obstante, consideran que son acciones necesarias para equilibrar la economía y que los efectos serán más duros si se continúa esperando.

“El gobierno está atrapado en las contradicciones de su propio modelo económico”, advirtió el economista Luis Oliveros.

La política del gobierno
Anclaje cambiario.
Desde febrero de 2013 el gobierno mantiene un tipo de cambio oficial de 6,30 bolívares por dólar. Para aliviar la presión sobre Cadivi el Ejecutivo creó en marzo de ese año el Sicad I, pero su alcance ha sido limitado. Buscando eliminar el dólar paralelo, cuya cotización superó los 80 bolívares, lanzó el Sicad II y lo promocionó como un mercado libre con una tasa de cambio que fluctuaría sin intervención. Esta expectativa no se ha cumplido y actualmente, con tres tipos de cambio oficiales, la demanda de divisas continúa insatisfecha.

Expansión sin freno. Los ingresos del Estado se han quedado cortos para financiar el creciente gasto público. Este déficit ha sido parcialmente cubierto por el financiamiento del Banco Central de Venezuela a las empresas públicas lo que ha disparado la liquidez. En lo que va de año el indicador ha subido 17%, cuatro puntos más que el año pasado, explicó el economista Luis Oliveros. Añadió que el financiamiento del BCV ha bajado, pero se mantienen las ayudas a Pdvsa que hasta mayo habían aumentado 16% y representan 98% del total. La situación fiscal y monetaria presiona al alza la inflación.

Gasolina regalada. El gobierno mantiene un subsidio a la gasolina que afecta el flujo de caja de Pdvsa y cuesta entre 12 y 13 millardos de dólares anuales. El año pasado se inició la discusión para aumentar el precio del combustible en el mercado interno –llenar el tanque cuesta menos que una botella de agua– pero no se han tomado decisiones. Al mismo tiempo se reducen las exportaciones, una porción de lo que se vende no se cobra en divisas y Pdvsa no aumentará la producción en el corto plazo. La firma Barclays calcula que los despachos se redujeron casi 8% el primer trimestre.

Pocos incentivos. La inseguridad jurídica y la falta de incentivos a la inversión limitan las posibilidades de crecimiento de la producción interna, ya deprimida por la falta de divisas, la escasez de insumos y un marco legal restrictivo. La contracción en la asignación de divisas ha generado una caída de las importaciones privadas calculada en 70%. Además, el sector industrial ha denunciado que la Ley Orgánica del Trabajo ha fomentado el ausentismo laboral, que supera actualmente 20%, y la Ley Orgánica de Precios Justos ha generado incertidumbre entre los empresarios, que la califican de inaplicable.

Ajustes requeridos
Debe desaparecer el dólar a 6,30. 
La demanda de divisas no ha podido ser satisfecha a través de ninguno de los mecanismos oficiales de asignación por lo que el marcador de los precios continúa siendo el paralelo, aseguró Oliveros. Considera que el dólar a 6,30 desaparecerá este año. El economista Pedro Palma concuerda. Señaló recientemente que se debe ir al desmantelamiento progresivo de esa tasa, avanzar hacia la unificación cambiaria, legalizar el mercado paralelo e iniciar la transferencia de transacciones del tipo oficial al libre. La firma Econométrica ve inminente el desmontaje del control de cambio.

BCV independiente. Los analistas coinciden en que se debe recuperar la imagen del Banco Central de Venezuela como organismo independiente y transparente. Expresan que debe cesar el financiamiento a las empresas públicas mediante la emisión de dinero sin ningún soporte. El Consejo de Economía Nacional había advertido en 2010 que la reforma de la ley del BCV, que permitió este tipo de operación, afectaría permanentemente la estabilidad económica y a mediano plazo generaría aceleración inflacionaria y debilidad institucional. Es también necesario racionalizar el gasto público, observó Palma.

Aumentos necesarios. El alza del precio de la gasolina permitiría reducir el déficit de Pdvsa y estabilizar su flujo de caja. Oliveros considera que deben hacerse ajustes en la política petrolera al cobrar una porción más elevada de las exportaciones de crudo en divisas, lo que implicaría la revisión de los acuerdos internacionales en materia energética. Otros expertos señalan que la estatal debe dejar de financiar actividades que no se corresponden con su actividad, como los programas sociales, y así buscar equilibrar sus cuentas. Además, debe buscar aumentar su producción.

Generación de confianza. Incentivar la inversión mediante la desregulación concertada de la economía es una de las propuestas de Palma, que dice que el control de precios no puede continuar. En su comunicado el Consejo de Economía Nacional exhortó a las autoridades a generar un ambiente de confianza en un marco de equilibrio entre la libertad económica y la seguridad jurídica para la promoción de la inversión privada y la participación activa del Estado con el objetivo de garantizar la justicia distributiva.