• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Altos precios de repuestos impulsan compra de celulares

Los consumidores han sentido el impacto en el bolsillo de los altos costos de los repuestos | Foto: Ernesto Morgado

Los consumidores han sentido el impacto en el bolsillo de los altos costos de los repuestos | Foto: Ernesto Morgado

Tiendas reportaron que los inventarios han caído 50% porque Cadivi no ha autorizado dólares para el sector este año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los repuestos de celulares llegan a las tiendas con nuevos precios cada semana, se quejan los consumidores. El alza de hasta 300% en algunos productos ha motivado que los usuarios prefieran comprar teléfonos nuevos antes que reparar los anteriores.

“Se trata de una migración en el consumo”, explicó Rolando Suárez, cuyo comercio se dedica al servicio técnico y reparación de celulares. Por ejemplo, una pantalla táctil cuesta desde 11.000 hasta 17.000 bolívares, poco menos de lo que valen los teléfonos más caros del mercado.

El año pasado la instalación de una pantalla simple de 2,4 pulgadas se hacía por 600 bolívares, pero ahora cuesta de 2.000 a 3.500 bolívares, mientras que un celular de esa clase se consigue a partir de 4.000 bolívares.

Los consumidores han sentido el impacto en el bolsillo. María Lourdes Ramírez recordó que hace un año compró un cargador genérico de un celular en 100 bolívares, pero hace 2 semanas preguntó por uno idéntico para su hijo y le informaron que costaba 250 bolívares: un incremento de 150%.

Otro consumidor señaló que una memoria micro SD de 4 GB, que utilizan los teléfonos para ampliar su capacidad, aumentó de 150 a 350 bolívares este año. En un comercio de la Candelaria se pudo comprobar que en enero pasado, el proveedor la vendía entre 90 y 120 bolívares, ahora está en más de 300 bolívares.

También es el caso de un adaptador de un enchufe, que según la consumidora Miriam Ávila se conseguía en 50 o 60 bolívares a mediados de 2012, sin embargo su precio actual ronda 300 bolívares.

Una batería de un teléfono, que normalmente se daña por cargarla constantemente, pasó de 60 a 150 o 200 bolívares, dijo otra comerciante que pidió no citar su nombre. “No hay ningún proveedor que diga que compra con dólares de Cadivi, pero eso no es culpa del Gobierno, hay gente que especula mucho, es una guerra económica”, opinó.

Hasta 30% semanal suben los precios, apuntó Gilberto Ramírez, de una tienda en el este de Caracas. “Los proveedores reportan muchos retrasos en aduanas. Eso incide en el servicio técnico y hay ocasiones en las que es preferible obtener un celular nuevo”.

Abastecimiento. Establecimientos reportan que los inventarios han caído hasta 50% porque Cadivi no ha autorizado dólares para el sector, lo que ha obligado a la obtención de divisas por otras vías. “Se consiguen determinadas marcas. Hay muchos teléfonos que llegaron hace seis meses al país y aún no tienen accesorios en el mercado. Las existencias están realmente bajas”, afirmó Nelson Hernández, encargado de un comercio en el centro de Caracas.

En las tiendas se han registrado fallas en el abastecimiento de pantallas táctiles, baterías, auriculares, carcasas y algunas marcas lujosas que no han entrado al mercado. “Los proveedores sólo dicen que están agotadas y que hay problemas en las aduanas”.

Además, 90% de los productos viene de China y todo el proceso de importación tarda más de seis meses.

Preferidos. El problema obedece a que el Ejecutivo ha beneficiado con dólares preferenciales a las tres operadoras del país, así que los particulares han buscado otras vías para continuar en el mercado, señaló Nelson Hernández. “Las operadoras han mantenido un stock, tienen los equipos más novedosos y, de vez en cuando, hacen alguna oferta”, añadió.

La consecuencia sobre el mercado particular es que un teléfono que el año pasado se comercializaba en 4.000 bolívares, hoy puede conseguirse al doble o al triple.

Hernández apuntó que para diciembre se espera otro aumento en los precios, porque los proveedores siempre llegan con alguna novedad. Otra comerciante dijo que ya ni siquiera traen una lista de precios, sino que dicen lo que tienen. “A veces retienen la mercancía para esperar que suban los precios”, afirmó.

Precios exorbitantes

El incremento en los precios también se observa en computadoras y  repuestos. “Cargadores, pilas y los mismos equipos han aumentado al doble. Los precios ahora son exorbitantes. Realmente exagerados”, dijo Juan Quintero, que trabaja en el centro de Caracas.

“Una computadora que el año pasado llegaba a 12.000 bolívares se vendía en 15.000 bolívares. El mismo modelo ahora llega a 16.000 bolívares y se comercializa en 22.000 bolívares”, agregó el vendedor.

Una consumidora contó que hace un año formatear su equipo le costó 150 bolívares con un técnico independiente, este año decidió hacerlo nuevamente y le pedían de 350 a 500 bolívares por el mismo trabajo.

Las reparaciones, en este caso, varían dependiendo de lo que necesite la máquina. Van desde 1.000 bolívares por las piezas más simples hasta las más complejas que se consiguen hasta en 8.000 bolívares. Como algunas de las partes se sacan de máquinas usadas, no hay escasez en el mercado.