• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Afirman que subastas no son efectivas para entregar divisas

Se prohíben las prácticas de fijación indiscriminada de precios y limitación injustificada de la producción | Foto Archivo El Nacional

Los industriales esperaban que el gobierno presentara un cronograma de subastas por sector | Foto Archivo El Nacional

 El presidente de Conindustria recordó que entre la adjudicación de los dólares y la liquidación transcurría un mes, pero ya van casi ocho meses 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de siete meses y medio sin que el Banco Central de Venezuela convocara a una subasta y que el Sistema Complementario de Administración de Divisas adjudicará dólares, el lunes se realizará la primera puja del año y será únicamente para el sector transporte.

El ministro de Transporte Terrestre, Haiman el Troudi, anunció esta semana que las empresas afiliadas a la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotrices, la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes y la Asociación Nacional de Distribuidores de Cauchos serán las únicas que participarán en la subasta de 350 millones de dólares que prometió el gobierno para la importación de  autopartes e insumos automotrices.

El Troudi aseguró que las divisas permitirán abastecer hasta por seis  meses el  inventario de insumos y repuestos. Añadió que en un mes se reunirá con los transportistas,  importadores,  fabricantes y comercializadores para determinar el mecanismo de venta de las autopartes que se importarán y evitar que la mercancía caiga en “cadenas especulativas”.

El presidente de Canidra, José Cinirella, indicó que la próxima subasta de divisas ayudará a mejorar la situación de repuestos y otros insumos, sin embargo no será suficiente para reponer completamente los inventarios. “La asignación será un respiro para el sector y para aliviar la demanda que tienen los dueños de vehículos y los talleres mecánicos”.

El presidente de la Cámara Nacional de Talleres Mecánicos, José Manuel González, expresó que el sector necesita con urgencia las piezas esenciales para continuar sus operaciones. Indicó que el déficit de materiales ya llega a 80% y que el sector tiende a informalizarse por falta de inventario y por la imposición de precios de las aseguradoras.

Insatisfechos. La última convocatoria a una subasta del Sicad I se hizo en octubre 2014 y se asignó 549 millones de dólares a 313 empresas de diferentes sectores, pero el monto no se ha liquidado en su totalidad. Empresas del sector químico y metalúrgico todavía están a la espera de que les entreguen los dólares aprobados.

El presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, señaló: “Las subastas constituyen para los industriales una esperanza, pero de ninguna manera son una herramienta de planificación de inventario”.

Añadió que entre el momento de la adjudicación y el de la liquidación de las divisas antes transcurría un mes, pero este año van casi ocho meses. Calificó la próxima subasta de “parche para un hueco que no dinamiza la economía”.

Los industriales esperaban que el gobierno presentara un cronograma de subastas por sector. Bien sea semanal, mensual o trimestral. Y que se precisara en cuántos días se liquidarían las divisas. “Aunque no es el mejor mecanismo, es lo que hay”, agregó.

Los sectores productivos informaron que han tenido que reducir su capacidad operativa y parado líneas de producción por falta de divisas para adquirir insumos.  Las empresas que fabrican envases siguen aguardando la liquidación de las divisas, declaró recientemente José Manuel González, presidente de la Cámara Venezolana de Envases. Alertó que los inventarios son críticos y la industria pasteurizadota de leche ya se declaró en emergencia por falta de envases.

Al sector químico en mayo le cancelaron 0,3% de la deuda de 480 millones de dólares con sus proveedores. Requieren 1,3 millardos de dólares al año para producir a 100% de su capacidad, lo que equivale a que para este segundo semestre necesitan 650 millones, agregaron.

Para las industrias metalúrgicas la situación no es distinta. Miguel Eseverri, presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos y de Minería de Venezuela, aseguró que el modelo de subastas es errado e inoperante, no constituye una estrategia estructurada: “La subasta del lunes servirá para apagar el incendio de un sector”.

Las industrias metalúrgicas necesitan 200 millones de dólares al mes y que se cancele la deuda de 400 millones de dólares que tienen con sus proveedores.  “Se han paralizado las obras por falta de materiales. Hace falta generar confianza en los industriales y se resuelva el problema en los hornos de Sidor para que vuelva a convertirse en un proveedor confiable”, señaló.


Polar alerta
Los primeros cuatro meses de este año el gobierno liquidó en promedio 40,6 millones de dólares por día a través del Centro Nacional de Comercio Exterior y el Sistema Marginal de Divisas. El monto es 71% menor que lo cancelado en igual período de 2014, cuando se entregaron 140 millones de dólares diarios mediante los tres mecanismos que estaban vigentes, según cifras de Ecoanalítica.

Aunque el grueso de las liquidaciones de divisas fue para sectores prioritarios, alimentación y medicinas, Empresas Polar informó ayer que en virtud de que no se ha cumplido con los pagos a los proveedores internacionales de manera oportuna, las líneas de crédito están agotadas y se van a paralizar los suministros a las plantas.

Luis Alberto Rodríguez, director de administración y relaciones de Polar, declaró en Globovisión que “en estos momentos la deuda con los proveedores asciende a 375 millones de dólares, más compromisos adquiridos por 255 millones adicionales, para un total de 530 millones de dólares”. Precisó que el problema afecta a toda la empresa y a los productos alimenticios que elabora, y recordó que 60% de las materias primas e insumos son importados.