• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Afirman que producción industrial en el país es insuficiente

Presidente de Conindustria, Eduardo Garmendia / Foto Archivo-Leonardo Noguera

Presidente de Conindustria, Eduardo Garmendia / Foto Archivo-Leonardo Noguera

El sector manufacturero nacional afronta una difícil situación, de acuerdo con la encuesta nacional de coyuntura de Conindustria. Los inventarios son los más bajos desde 2004

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los resultados de la encuesta de coyuntura industrial del segundo trimestre del año confirman una tendencia negativa en el comportamiento del sector manufacturero venezolano. Todas las variables consideradas están en el rango de regular a malo.

A pesar de que no se han dado a conocer las cifras oficiales correspondientes al desempeño de la economía en el primer semestre del año, se observa que la situación de la industria nacional se deteriora progresivamente ante la imposibilidad de mantener los niveles de actividad, algo que impide planificar inversiones para incrementar la producción y satisfacer la demanda.

En cuanto a la variable producción, 65% de los encuestados aseguraron que disminuyó poco o mucho y no hay diferencias significativas entre industrias pequeñas, medianas y grandes. Los porcentajes son muy similares.

Los inventarios muestran el peor resultado desde 2004. Así, 83% de los consultados en el sector de maderas y muebles aseguró que sus inventarios disminuyeron; lo mismo dijo 81% de los que pertenecen a los sectores textil, confección, cuero y calzado, y papel y cartón. En el caso del sector de productos metálicos, 71% de las empresas encuestadas afirmó igualmente que sus reservas estaban en caída. En ninguno de los sectores las respuestas positivas superaron a las negativas. En promedio, 73% de los industriales reportó una caída en los inventarios.

Al preguntar sobre las expectativas para el tercer trimestre del año, 38% señaló que eran malas; 48% dijo que regular y 14% considera que son buenas. Probablemente por esa razón, 44% de los consultados aseguró que no invertirá en lo que resta de 2014.

La capacidad utilidad continúa disminuyendo, al pasar de 53,88% en el segundo trimestre de 2013 a 50,49% en el mismo período del presente año, lo que representa una caída de 3,84%, situación que afectó a la grande, mediana y pequeña industria por igual.

Con respecto a los factores que restringen el aumento de la producción, vuelve a colocarse en el primer lugar la falta de divisas, seguida por la escasez de materias primas. La incertidumbre jurídica ocupa el tercer escalón.

Esto viene a corroborar lo que ha venido señalando la directiva de la Confederación Venezolana de Industriales, Conindustria, que encabeza Eduardo Garmendia, con respecto a la necesidad de que el gobierno adopte medidas de carácter económico que permitan reactivar la producción del sector manufacturero.

Desde que comenzó el año, el sector industrial ha sentido cada vez más el rigor del racionamiento en la entrega de las divisas necesarias para mantener y aumentar la producción. Esto se ha traducido en parálisis de líneas de producción e, incluso, de empresas ante la falta de materias primas e insumos para continuar sus actividades.

Durante su Congreso anual 2014, Conindustria presentó propuestas orientadas a industrializar y reindustrializar, como mecanismo necesario e indispensable para modernizar la economía, disminuir la inflación y garantizar el abastecimiento oportuno y de calidad de bienes y servicios. Están en un documento denominado “La Ruta” que puede ser consultado en www.conindustria .org

En ese sentido, el presidente de Conindustria, Eduardo Garmendia, insistió en la necesidad de ir a un modelo económico que propicie y fomente la producción y la productividad, pues ésa es la vía que permitirá generar más empleos para los venezolanos y disminuir la dependencia de las importaciones. Salir de la crisis requiere de mayor producción y productividad, algo que no se logrará con controles que asfixian la economía, sino con reglas de juego claras que propicien la confianza y la inversión.