• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Afirman que molinos estatizados producen al mínimo

 La variedad de productos en los anaqueles es cada vez más reducida/ Foto referencial - Omar Veliz

La variedad de productos en los anaqueles es cada vez más reducida/ Foto referencial - Omar Veliz

Sobre la escasez de harina de trigo y precocida, los consumidores deben preguntarle al gobierno porque es el responsable de la distribución, dijo el sindicalista Juan Crespo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El suministro de harina de trigo y de maíz precocido al mercado nacional proviene prácticamente de los molinos operados por el sector privado, debido a que la producción de las plantas estatizadas producen a mínima capacidad, informó Juan Crespo, presidente de la Federación de Trabajadores de la Harina.

El representante de Fetraharina explicó que la disminución en la producción ocasiona que en los anaqueles de las redes estatales de abastecimiento no estén los productos elaborados en las plantas expropiadas por el Estado.

“Es el caso de la harina de maíz precocido, de la que prácticamente se vende una sola marca”, dijo.

Con respecto a la harina de trigo indicó que se ha normalizado la producción en los molinos, pues al sector se les asigna las divisas aunque no en la cantidad suficiente. Sin embargo, reveló que hay problemas en la asignación de dólares para los repuestos de las máquinas que se importan de Estados Unidos y de Europa.

Crespo refirió que la falta de harina de trigo de uso doméstico, con y sin leudante, en los comercios no es responsabilidad de los productores privados.

“Los consumidores deben preguntarle al gobierno por qué no les llega la harina de trigo, pues en manos del Estado está la distribución del producto en todo el territorio nacional”, señaló.

El sindicalista habló acerca de la situación de las panaderías y la baja en las líneas de producción de pan canilla, cuyo precio regulado al público, 6,90 bolívares,  no compensa el costo del kilogramo de harina de 10,15 bolívares. No obstante, Crespo destacó que los consumidores deben exigir que les pesen la canilla cuando la compren.