• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Aeroméxico evalúa irse del país por no poder repatriar fondos

Hace dos años Aeroméxico recuperó parte de los fondos que tenía Venezuela | Foto: El Nacional / Archivo

Hace dos años Aeroméxico recuperó parte de los fondos que tenía Venezuela | Foto: El Nacional / Archivo

El director general de la firma, Andrés Conesa, aseguró que deben usar los ingresos de otras rutas para mantener su vuelo diario a Caracas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aeroméxico informó que evaluaba su permanencia en Venezuela porque desde hace dos años el gobierno no autoriza la repatriación de los fondos provenientes de la venta de boletos. El director general de Grupo Aeroméxico, Andrés Conesa, señaló que hasta ahora la empresa tiene un vuelo diario a Caracas aun cuando no recibe el dinero de esas ventas que se utiliza para el pago de servicios aeroportuarios, combustible y otros gastos administrativos.

"Obviamente no es sostenible. Recientemente dos aerolíneas anunciaron su salida, pero ya se han ido muchas. Es un tema que evaluamos permanentemente. Tenemos un vuelo diario a Venezuela, pero la situación se está deteriorando por segundos", dijo en la Asamblea General Anual de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés).

Conesa aseguró que hace dos años la empresa mexicana recuperó parte de los fondos que tenía en Venezuela. "Ello mejoró la situación, pero desde entonces no se puede recuperar nada, ni utilidades ni ingresos, lo que hace que se tengan que usar ingresos de otras rutas para pagar la operación en el país".

El nuevo presidente de la junta directiva de la IATA, Willie Walsh, aseveró que para algunas aerolíneas "no tiene sentido" trabajar en países como Venezuela o Nigeria porque sus gobiernos "no pagan los costos operativos". Sin embargo, indicó que las corporaciones desean mantener a ambos países en sus rutas, por lo que instan a otorgar los permisos para la repatriación de ingresos.

El caso de Venezuela es, según Walsh, el más grave porque retiene 3,8 millardos de dólares de las compañías aéreas desde hace por lo menos 16 meses.