• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Advierten que se sobreexplotó el embalse de Guri

Central hidroeléctrica Simón Bolívar en Guri / Archivo

Central hidroeléctrica Simón Bolívar en Guri / Archivo

El experto José Aguilar dijo que en los primeros 10 meses de 2014 se  había producido el máximo permisible para todo el año 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ingeniero eléctrico y consultor en materia energética José Aguilar cuestionó las recientes declaraciones del ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, sobre el comportamiento del embalse de la central de Guri, estado Bolívar, ante la sequía prevista para 2015. “Las estadísticas oficiales tratan de maquillar un irresponsable abuso del embalse”, dijo.

Señaló que Chacón incurre en imprecisiones técnicas al afirmar que el promedio histórico de arranque del embalse de Guri es 268 metros sobre el nivel del mar, cuando lo correcto es manejar el mínimo histórico promedio (cercano a 259 metros) para tener un diagnóstico acertado de la situación.

“Se requiere que nuestra principal fuente esté más cercana al tope de 271 metros porque es lo que garantiza el agua suficiente para generar la energía hidroeléctrica que necesita el país”, insistió el experto.

El ministro ha declarado que a pesar del bajo nivel de agua en la central de Guri, la cual genera 60% de la demanda eléctrica nacional, Venezuela no sufrirá en 2015 por falta de electricidad.

También ha indicado que las probabilidades de que haya problemas en junio del año próximo es si se presenta otro período de sequía prolongada. Aguilar no comparte la visión del funcionario porque se basa en la premisa de si llueve o no.

Se vacía el embalse. Aguilar explicó que con la sequía actual, el caudal del río Caroní aporta a la represa de Guri 3.700 metros cúbicos por segundo, volumen que no está lejos del promedio anual de metros cúbicos por segundo de 2001, cuando se registró la sequía más fuerte en la central hidroeléctrica. Agregó que la sequía del presente año también supera en intensidad a la experimentada en 2009 con un caudal promedio de 4.165 metros cúbicos por segundo.

Recordó que para ese momento, el Ejecutivo se vio precisado a decretar la emergencia eléctrica frente a la crisis energética. Aguilar refirió que en 2014, cuando el aporte promedio de agua a la represa alcanza 4.200 metros cúbicos por segundo, Venezuela enfrenta una fuerte sequía.

Destacó que “quienes administran este recurso sabían, porque tienen la información, que se enfrentaban a una sequía mucho peor que la de 2009”. Anotó que si el límite de producción diaria promedio del Guri para ese escenario es de 110 gigavatios/hora “¿por qué en el mes de mayo de 2014, cuando hubo la mayor contracción en aportes de caudal al embalse, se estableció una nueva marca de turbinado mensual para la represa?”.

Por ello, el experto sostiene que “irresponsable y negligentemente se sobreexplotó el embalse de Guri jugando de esta manera con la seguridad energética del país”. Recordó que en los primeros diez meses de 2014 ya se había producido el máximo permisible para todo el año dada la extrema sequía.

Ante esta situación, insistió, el gobierno “debía poner más energía térmica y si esta no estaba disponible tenía que ser transparente y responsablemente haber racionado más”.