• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Advierten que se radicalizará el control sobre mercado cambiario

La centralización de las importaciones generaría mayor burocracia, señalaron especialistas | Foto: Carmelo Ávila

La centralización de las importaciones generaría mayor burocracia, señalaron especialistas | Foto: Carmelo Ávila

Expertos opinan que la habilitante centralizará aún más las importaciones a través del Estado  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La expectativa ante una posible flexibilización del mercado cambiario se extinguió y los especialistas coinciden en que el gobierno seguirá “corriendo la arruga” ante cualquier ajuste. Más allá de eso, prevén una radicalización de los controles sobre todo con la publicación del alcance de la ley habilitante.

“No veo una apertura del mercado paralelo”, afirmó Asdrúbal Oliveros, presidente de Ecoanalítica, en un foro realizado en el IESA sobre el mercado cambiario. Añadió que el Ejecutivo evalúa la aplicación de un tipo de cambio múltiple a través de Cadivi, Sicad y un mercado alterno en el que se podrán ofertar dólares del Estado a una tasa más elevada.

Oliveros señaló que el ingreso en 2014 no será sustancialmente diferente al de 2013, por lo cual las restricciones se van a mantener. “El flujo de caja está comprometido. El año pasado ingresaron  72 millardos de dólares, pero las salidas estaban por el orden de 96 millardos de dólares”, expuso.

El déficit logró cubrirse con endeudamiento, lo que no fue posible hacer en la misma medida este año. “No ha habido un cambio de modelo. El Estado en vez de recortar sus importaciones las aceleró. Se ha profundizado un modelo estatista en el manejo de la economía”, sostuvo.

Pedro Palma, economista y profesor del IESA, dijo que por más que el gobierno intente postergar la flexibilización o desmontaje del control de cambio llegará un momento en que será inminente. “El Ejecutivo piensa que lo político es la prioridad. Cuando descubren que no pueden mantenerse las políticas, las cambian”, añadió.

Palma consideró que las condiciones económicas actuales coinciden con las que se presentaron antes de los desmontajes de los controles de cambio de 1989 y 1996. Explicó que los controles de cambio que se mantienen por periodos largos generan distorsiones como alto nivel de déficit público, expansión de la oferta monetaria, estímulo al consumo y un incremento del tipo de cambio del paralelo.

“Entonces surgen problemas de desabastecimiento por restricciones en las posibilidades de importación y una alta presión inflacionaria debido a la presión monetaria y los costos esperados de reposición”, indicó. Aun así, el desmontaje no se hará a corto plazo por las consecuencias sociales y políticas que implica.

Reformas limitadas. Los analistas Luis Oliveros y Asdrúbal Rivas sostienen que las reformas económicas vía habilitante vendrán a mediano plazo y permitirían el retorno del permuta, con la reforma de las leyes de Ilícitos Cambiarios y de Mercado de Capitales, pero con limitaciones y cupo.

Las elecciones municipales imposibilitan la llegada de un mercado cambiario alternativo a corto plazo, pero la propuesta de ley habilitante entregada por el presidente Nicolás Maduro indica que los cambios económicos consistirían en el incremento de los controles. “Se percibe una visión radicalizada de la economía. Una lectura errada sobre los problemas económicos”, indicó Oliveros.

Rivas afirmó que la propuesta es muy vaga. “Va por temas, no por leyes y se asoma una intención de radicalización a pesar de que es conocida la necesidad de legalizar la venta de divisas y que el Banco Central de Venezuela no sea el único órgano que maneje el asunto”.

El profesor y economista del IESA José Manuel Puente señaló que el tipo de cambio paralelo puede bajar a mediano o largo plazo si se legaliza el mercado no oficial y se reactiva un mercado alternativo que compita con el nuevo dólar permuta. “Puede ser el mismo Sicad pero mejorado”, apuntó.

Centralización de importaciones. La publicación del alcance de la ley habilitante causó alarma en el sector empresarial. “El gobierno pretende (con la ley) centralizar las compras a través del Estado y que las empresas acudan a él para abastecerse”, señaló Eduardo Garmendia, presidente de Conindustria. Con el planteamiento estuvieron de acuerdo los expertos que participaron en el foro.

Advirtieron que la decisión generaría mayor burocracia y dificultades de acceso a los bienes. Oliveros recordó que la medida no es nueva. El gobierno ya lo ha hecho con la eliminación de las licencias de importación para las ensambladoras y, más recientemente, con la importación de alimentos que luego son distribuidos a los comercios privados para su comercialización.

Puntos económicos en la habilitante

Normas contra la legitimación de capitales.

Normas para evitar y sancionar fuga de divisas, así como regular las solicitudes en dólares con objetivos diferentes al planteado inicialmente.

Disposiciones en defensa de la moneda nacional.

Normas para fortalecer el sistema financiero.

Normas para establecer lineamientos en materia de producción, importación, distribución y comercialización de alimentos.

Normas para garantizar el derecho a bienes y servicios de calidad y a precios justos y contra el acaparamiento y la especulación.