• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Advierten que devaluación del yuan afectará exportaciones latinoamericanas

La devaluación del yuan no ha sido significativa en comparación con las monedas latinoamericanas | Foto: EFE

La devaluación del yuan no ha sido significativa en comparación con las monedas latinoamericanas | Foto: EFE

Expertos en economía señalaron a El País que los países que se verán más afectados son Brasil, Venezuela y Argentina por la falta de crecimiento económico sólido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Expertos advierten que la depreciación de la moneda china afectará a los productos básicos exportados hacia la nación asiática por países latinoamericanos como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

80% de estas ventas consisten en productos básicos, generalmente petróleo, minerales y soja.

Especialistas destacan que la pérdida del valor del yuan refleja y profundiza la desaceleración de la economía china, con el impacto hacia Latinoamérica, reseñó El País.

No obstante, resaltan que la devaluación del yuan no ha sido significativa en comparación con las monedas latinoamericanas. Por ejemplo, el dólar subió en dos días 3,5% frente al yuan, mientras que en lo que va de año se elevó 30,8% frente al real de Brasil.

Aseguran que los países que más podrían afectarse son Brasil, Venezuela y Argentina porque no existe un crecimiento económico sustentable, a diferencia de Colombia, Chile y Perú, que tienen mercados más sólidos.

Sin embargo, añaden que es necesario que la devaluación del yuan logre que China mejore para que Latinoamérica crezca.

Otro especialista llamó a la calma. Dijo que no hay un impacto grandes en las reservas internacionales de países como Argentina, que tienen yuanes en sus bancos centrales. 

Apuntó que la transición que China quería hacer de su modelo basado en inversión y exportación a uno de consumo no ha sido exitoso. 

Agregó que si hay problemas, la proyección de buenos precios en las materias primas se modificará dentro de 10 años. 

Lea más en El País