• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Advierten que decretar dos días laborables perjudica a empresas básicas

La medida gubernamental no favorece la productividad de las industrias de Guayana que producen a 30% de su capacidad, señaló el sindicalista Junis Hernández

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La decisión gubernamental de declarar como días no laborables el 27 y 28 de febrero compromete aún más la productividad de las empresas básicas de la Corporación Venezolana de Guayana que actualmente operan a 30% de su capacidad, informó Junis Hernández, dirigente sindical de la Siderúrgica del Orinoco.

“La medida no favorece las operaciones de las empresas de Guayana que han caído 70% por la falta de inversión para el mantenimiento y modernización de las plantas”, advirtió el sindicalista de Sidor.

Hernández explicó que si bien pagarán estos días no laborables a los trabajadores que estén de guardia, la decisión resulta incoherente con la política económica anunciada por el Ejecutivo y los directivos de las empresas de la CVG referida a optimizar y ahorrar costos y gastos.
Sostuvo que “con dos días no laborables más el asueto de Carnaval, el gobierno pretende tapar que la sociedad civil deje de exigir sus derechos a través de la protesta pacífica en la que muchos trabajadores de las industrias de Guayana acompañan a sus hijos y rechazan la represión brutal de la Guardia Nacional Bolivariana y las bandas armadas”, indicó el dirigente.

Aclaró que para engrosar las marchas de trabajadores afectos, las autoridades utilizan a los desempleados apostados en los portones y a los tercerizados con la promesa de darles trabajo y pasarlos a la nómina fija, además de militantes del PSUV insertados en las empresas bajo la fórmula de comisión de servicio, los cuales en el caso de Sidor alcanzan 1.800 personas.

Hernández destacó que “los trabajadores que sienten sus empresas mantienen la preocupación por el futuro de las mismas ante el descuido gubernamental “. Recordó que al cierre de 2013, Sidor produjo solo 1,48 millones de toneladas de acero frente a 4,45 millones proyectadas en el presupuesto operativo de la empresa para ese mismo ejercicio.