• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Advierten que Corpoelec profundizará racionamientos en 2015

Central hidroeléctrica Simón Bolívar en Guri / Archivo

Leyenda: La cota ideal del embalse de Guri es 271 metros, pero en diciembre bajó a 262,75 metros | Foto: Archivo

Descuido en los planes de mantenimiento impide atender demanda de 18.600 megavatios y obliga a cortar la electricidad incluso en Caracas, aunque en menor medida, señalan expertos  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El panorama eléctrico del país para el presente año se vislumbra muy difícil ante la imposibilidad de satisfacer la demanda nacional con la generación térmica, para compensar un menor envío de energía desde el embalse de Gurí, afectado porque no ha llovido lo suficiente desde 2014.

“En Corpoelec hablan abiertamente de un mayor racionamiento en 2015”, informó el sindicalista Ángel Navas, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Eléctricos. “A pesar de nuestros alertas constantes se descuidó el mantenimiento de rutina a las redes de transmisión y distribución, además de las plantas recién entradas en servicio y las que están en operación, pero que requieren paradas técnicas programadas para un mantenimiento mayor y prolongar la vida útil de las instalaciones”, agregó.

Navas, que también es ingeniero eléctrico, indicó que Corpoelec tiene serios problemas financieros para cubrir sus gastos operativos, que incluso los trabajadores de las cuadrillas carecen de los equipos, repuestos y herramientas más elementales para realizar el mantenimiento preventivo o revertir y corregir una falla.

El informe de la Comisionaduría Nacional para los Procesos de Generación de Corpoelec reporta que al 30 de diciembre pasado había una indisponibilidad de 33% (9.785 megavatios) en la capacidad instalada de generación termo e hidroeléctrica del país equivalente a 29.251 MW.

La indisponibilidad, según las cifras oficiales, se manifiesta en mayor proporción (50%) en el parque de plantas de generación térmica que pueden aportar de manera confiable al sistema eléctrico nacional 6.562 de los 13.196 MW instalados. Esto compromete la satisfacción de la demanda energética del país si Guri no garantiza el aporte actual de más de 60% de ese consumo.

A racionar. Elio Palacios, directivo de Fetraelec, advirtió que la cota ideal operativa del embalse de Guri es el tope máximo de 271 metros sobre el nivel del mar, sin embargo “está bajando porque no ha llovido lo suficiente en la cuenca del río Caroní, situación que puede profundizarse en el primer trimestre de 2015 con el verano”.

Las cifras de Corpoelec indican que la cota del embalse alcanzó 262,75 metros el 17 de diciembre de 2014 cuando en ese periodo del año anterior estaba en 263,09 metros. Según Palacios, para 2015 se avizora una crisis eléctrica como la de 2010, lo que se pudo solucionar si se hubiesen realizado los programas de mantenimiento predictivo, correctivo y preventivo, conforme al cronograma establecido.

Explicó que hace tiempo Corpoelec administra la oferta de 18.600 MW, mediante cortes programados que en la práctica son racionamientos y que en 2015 alcanzarán Caracas, aunque en menor medida que el resto del país. Sin embargo, la demanda eléctrica real es de 19.300 megavatios, volumen que no es mayor porque las empresas básicas de Guayana operan a 30% de su capacidad, lo cual significa que consumen 1.300 megavatios menos.

Otro punto de desacuerdo de Fetraelec y sus sindicatos afiliados con las autoridades eléctricas es la aplicación de la banda verde a los usuarios del sector residencial. El mecanismo fija topes máximos de consumo por región y de obligatorio cumplimiento con sanciones para los usuarios que los excedan.

Según el movimiento sindical, la banda verde representa un doble castigo para los suscriptores residenciales que tienen instalado medidores en sus hogares, pues por un lado se le restringe el consumo de energía y por el otro deberá padecer el racionamiento que este año será más agudo.

Abandonan equipos para las plantas

Uno de los problemas que causa retrasos al plan de expansión de nueva capacidad de generación térmica es que los equipos importados permanecen largo tiempo a la intemperie en los contenedores. “No hay explicación de porqué turbinas y generadores, entre otros equipos costosos, pasan meses en estado de abandono”, informaron fuentes allegadas a la Corporación Eléctrica Nacional, que pidieron  no citar sus identidades.

Señalaron que cuando sacan la maquinaria del contenedor “sus partes están oxidadas o dañadas, lo que obliga a contactar nuevamente al fabricante en Estados Unidos, China, Japón o Europa para que las reponga y ese gasto adicional representa desembolsar miles de dólares, además de que la obra se atrasa en su ejecución”.

Por ello, instaron a las autoridades eléctricas a mejorar los sistemas de control de pérdidas más ahora que por la caída de los precios internacionales del petróleo no se contará con créditos adicionales para cubrir los gastos e inversiones de Corpoelec.