• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Adjudicación de divisas en el Simadi ha caído 87,5% en lo que va de año

Las restricciones a la compra-venta del dólares existían desde hacía varios años - Foto:Getty

La tasa Simadi ya sobrepasó los 430 dólares | Foto:Getty

Al cierre de abril solo se habían entregado 2,1 millones de dólares diarios cuando en enero fueron 16,9 millones, según la firma Ecoanalítica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La entrega de divisas a través del Sistema Marginal de Divisas ha caído 87,5% desde enero hasta el cierre de abril de este año, de acuerdo con la firma Ecoanalitica. En el mes de enero el sistema otorgó un promedio de 16,9 millones de dólares diarios y la cifra descendió a 6,8 millones de dólares diarios en febrero. En marzo la caída en la adjudicación de dólares continúo y el promedio diario se situó en 6,3 millones de dólares. Para el cierre de abril se entregaron 2,1 millones de dólares promedio al día.

El tipo de cambio del Simadi, que iba a ser sustituido por el sistema de divisas complementarias (Dicom) según el gobierno a principios de marzo pasado, se ha depreciado 47,5%, al pasar de 208 bolívares a 437,5 bolívares por dólar. La variación del precio ha sido 110%, indicó Ecoanálitica.

Sin embargo, no se conocen los nombres de las empresas a las que les están otorgando dólares. Cuando fue anunciada la creación del Dicom el gobierno aseguró que muchas migrarían a ese sistema para recibir divisas del Estado.

Actualmente, las personas naturales no reciben divisas preferenciales a través del Simadi, aunque funcionarios afirmaron que tendrían acceso.

Los bancos privados y del Estado que reciben las órdenes de compra no están otorgando divisas dado que el Banco Central de Venezuela no permite la aprobación, afirmaron de manera extraoficial fuentes cercanas al Ministerio de Finanzas. Añadieron que el Ministerio de Alimentación y el instituto emisor son los que deciden a quiénes se les entregan divisas y a quiénes no.

El analista financiero Miguel Octavio aseguró que hasta ahora solo se ha visto que la tasa de cambio del Simadi se está devaluando, "pero no pareciera tener un impacto real en el funcionamiento de la economía".

Agregó que hasta ahora "el Simadi/Dicom -como algunos lo denominan- no se percibe como un mecanismo al cual tienen acceso los actores de la economía privada para resolver sus problemas con las importaciones".

Cada día que pasa cambia la cotización en el Simadi y da la impresión de que se está acercando al precio del dólar paralelo, cuya aceleración ha ido disminuyendo y se ha mantenido estable en las últimas semanas. La situación se presenta por la poca liquidez excedentaria que en este momento hay en la banca privada, señalaron las fuentes. De allí que los créditos comerciales hayan bajado su ritmo de otorgamiento. También confirmaron que la banca pública mantiene la liquidez represada como parte de las decisiones del gabinete económico.

Por otro lado, existe el convencimiento en el gabinete económico de que en la actual coyuntura se precisa contar con un tipo de cambio mucho más alto para poder afrontar las necesidades fiscales que requieren para cubrir el déficit.

Las fuentes también indicaron que existe una confrontación entre los ministros del gabinete, la vicepresidencia del Área Económica y el Banco Central de Venezuela.

Agregaron que si bien el vicepresidente del Área Económica, Miguel Pérez Abad, prometió crear un sistema transparente de otorgamiento de divisas a través del Dicom y el Dipro, en realidad esto no ha sucedido porque desde el Ministerio de Alimentación y el BCV ha encontrado resistencia. Advirtieron que las empresas que en este momento reciben divisas provenientes del Simadi son las que están ligadas al gobierno.

"El Simadi/Dicom no pareciera ser un mecanismo al cual tienen acceso los actores de la economía privada para resolver sus problemas con las importaciones", dijo Miguel Octavio, analista financiero.

LA CIFRA

47,5% se depreció la tasa Simadi al pasar de 208 bolívares por dólar a 437,5, según Ecoanálitica.