• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Acuerdo de reducir producción de crudo no mejoraría rentabilidad de la cesta venezolana

Mañana se espera la firma del acuerdo que limitará la producción de crudo en el mercado internacional / AFP

Mañana se espera la firma del acuerdo que limitará la producción de crudo en el mercado internacional / AFP

Según José Toro Hardy es necesario aplicar cambios en el modelo petrolero para que se presenten avances más significativos. “En caso de llegar a un acuerdo entre los países de la OPEP y los no OPEP, el aumento del precio no beneficiaría mucho el mercado nacional”. dijo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Este miércoles los países que integran la Organización de Países Exportadores de Petróleo se reunirán en Viena, Austria, con otras naciones petroleras para discutir sobre el mercado internacional del crudo.

Entre los puntos de la agenda está planteado tratar si se aprobará la reducción de 750.000 barriles de la producción diaria de crudo lo que podría subir el precio de la cesta internacional en el mercado.

La decisión, de ser aprobada por mutuo entre los países que participan, podría ser un punto positivo para la administración petrolera de Venezuela que ha insistido en que se aplique este procedimiento desde que inició la caída de los precios petroleros.  

Sin embargo, hay muchos factores que hacen que esta medida de reducción este muy cuesta arriba.

Para el economista José Toro Hardy las condiciones de cada uno de los países que integran, o no, la OPEP harán muy difícil que se apruebe un acuerdo inmediato en la disminución de la producción de barriles diarios de crudo.

“Hay varios factores. Rusia (país observador de la OPEP), no puede disminuir la producción porque tendría que cerrar pozos. Irak, asegura que al mantenerse en guerra contra el Estado Islámico no es conveniente reducir la producción. Irán, perdería mucho si acata la medida. Es por eso que recortar la producción de petróleo se ve muy cuesta arriba, en especial para los intereses de Venezuela”, resaltó el especialista en un contacto realizado por El Nacional Web.

El economista explicó que en el caso ruso y de Azerbaiyán, quien también está en las reuniones de los países exportadores de petróleo como observador, el paralizar pozos petroleros, especialmente los que están ubicados en los campos de Siberia, sería perjudicial porque podrían perderlos. “La única condición que estos países buscan es el de congelar la producción, y con la condición de que ningún país suba su producción”, dijo Toro Hardy.

En el caso iraní, el gobierno persa no estaría dispuesto a hacer un recorte porque bajaría a menos de 4 millones de barriles diarios su producción debido a que todavía sufre de las sanciones impuestas por Estados Unidos al momento de implementar un programa nuclear.

Toro Hardy también aseguró que si países como Nigeria y Libia no aceptan la medida de reducir la producción, existe una alta posibilidad en la que también se le sumaría Arabia Saudita. “Los países que se verían más afectado si el acuerdo no se firma serían Venezuela y Argelia,  ya que sus economías dependen principalmente de los ingresos del crudo”, aclaró.


Acuerdo poco prometedor

En caso de aprobarse el acuerdo de mañana en la reunión de Viena, no sería una solución inmediata para la situación económica de Venezuela.

José Toro Hardy explicó que la reducción de la producción diaria de crudo lograría un aumento de de la cesta internacional que rondaría entre los 55 o 60 dólares por barril. Para la renta de Venezuela el aumento rondaría los 45 dólares por barril, monto que “seguiría siendo insuficiente”.

Según cifras del Ministerio de Petróleo y Minería, el precio de la cesta petrolera venezolana para la exportación y producción en 2016 ronda los 34 dólares por barril.

Toro Hardy resaltó que el mayor beneficiario de si se recorta la producción de crudo por parte de los países que conforman o no la OPEP sería Estados Unidos debido a que sus yacimientos de lutitas, reservas petroleras no convencionales, volverían a ser rentables.

“Podría haber un rápido desarrollo del gigantesco yacimiento encontrado recientemente en Texas (Midland Wolfcamp), el más grande en esa nación, cuya explotación podría saturar el mercado provocando una caída del precio aún mayor que la actual”, publicó el economista en un artículo de opinión.

Con la intención de que  Estados Unidos no comprara petróleo por la crisis económica y evitar una incursión en los países de Medio Oriente, Arabia Saudita (mayor productor de petróleo en el mundo) aumentó su capacidad de producción su máxima capacidad lo que afectó el mercado general de crudo.

Cambio de modelo

Debido a que la demanda del mercado petrolero mundial no ha crecido en los últimos años la economía venezolana se ha visto afectada por depende, principalmente, de las divisas que ingresan del mercado petrolero.

En opinión del economista José Toro Hardy, Venezuela tiene que realizar nuevas estrategias que vayan más allá que la reducción de producción de barriles diarios de crudo.

“Es necesario un cambio del modelo petrolero. Se deben promover las inversiones privadas y extranjeras. Se debe industrializar el petróleo. Se tiene que buscar un modelo petrolero y no uno político. Hay que aplicar medidas que fueron removidas por el modelo actual, es la única manera de la salida a la problemática que se está viviendo actualmente”, concluyó.

El Ministro de Energía y Petróleo y presidente de Pdvsa, Eulogio del Pino, dijo que se mostraba “optimista” con que se firmara un acuerdo para un limitar la producción de crudo y así subir los precios en el mercado.