• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Accionistas establecerán salarios de los ejecutivos de las empresas suizas

Los laboratorios farmacéuticos Novartis y Roche serán algunas de las grandes empresas que deberán adaptarse a la nueva legislación / Reuters

Los laboratorios farmacéuticos Novartis y Roche serán algunas de las grandes empresas que deberán adaptarse a la nueva legislación / Reuters

La nueva legislación se aprobó en un referéndum nacional y se espera que entre en vigor a mediados de 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La transparencia ganó. Los votos de 1,7 millones de suizos decidieron una enmienda constitucional que extiende el poder de los accionistas sobre las empresas suizas, bien sea que coticen en la bolsa helvética o en cualquier otra bolsa europea. Ahora la elección de todos los miembros de la junta directiva y, más importante, el monto de sus sueldos tendrán que ser aprobados previamente por la asamblea de accionistas de la compañía.

Nestlé, el banco Credit Suisse, la compañía de recursos humanos Adecco, el fabricante de relojes Swatch, la comercializadora de semillas Syngenta, la empresa cementera Holcim y los laboratorios farmacéuticos Novartis y Roche serán algunas de las grandes empresas suizas que deberán adaptarse a la nueva legislación. Sin embargo, el cambio en el país europeo con las más altas remuneraciones por cada ejecutivo, no entrará en vigencia de inmediato. El Gobierno tiene un año completo para promulgar la ley correspondiente.

"Un primer borrador de la ordenanza de aplicación del Gobierno debe estar disponible para el público a finales del verano de este año. Esperamos que la entrada en vigor se produzca en una fecha que difícilmente afectará la gestión 2014.

Las empresas tendrán que modificar sus estatutos para reflejar los nuevos procedimientos de elección y adoptar las normas adicionales relativas a la indemnización, pero lo que sí es seguro es que el cambio tendrá un impacto significativo en la planificación, elaboración y ejecución de las empresas desde ya", escribieron los abogados Lucas Hänni y Alexander Nikitine, del bufete suizo Walder Wyss, en un informe sobre la norma.

La legislación promovida por el senador Thomas Zinder necesitó siete años antes de llegar al referéndum nacional celebrado el domingo 3 de marzo.

Su aprobación, sin embargo, fue contundente. Los 26 cantones suizos, las entidades políticas como se divide la nación, estuvieron de acuerdo en que los ejecutivos no pueden decidir cuánto ganarán al año y prohibieron, además, que reciban pagos por adelantado, indemnizaciones especiales o bonos compensatorios al momento de su jubilación.

La Economie suisse, federación de empresarios, reconoció que el pago de salarios excesivos a los ejecutivos es un problema en el sector, pero criticó que la nueva legislación también le dé poder a los accionistas para limitar los compromisos que pueden tener los ejecutivos de la junta directiva dentro de otras empresas o fundaciones.

La Economie suisse rechazo, además, que se fijaran sanciones como tres años de cárcel o el pago de hasta seis años de salarios para las compañías que incumplan la normativa.

Nicolás Hayek, presidente de la relojería Swatch, objetó que la nueva ley les diera tanto poder de decisión sobre las empresas a los accionistas que sólo buscan utilidades a corto plazo.

El empresario dijo en rueda de prensa que los accionistas sólo podrían decidir sobre los salarios de los ejecutivos si su inversión es a largo plazo.

La lupa Una ley suiza promulgada en el año 2007 obliga a las empresas que cotizan en la bolsa a revelar quién recibe el salario más alto en su junta directiva. De allí se sabe que Daniel Vasella, presidente del laboratorio Novartis, ganó 15,75 millones de dólares, la más alta remuneración de todas las empresas suizas al cierre de 2011. Con la nueva legislación se va aún más lejos, porque los accionistas votarán para decidir el salario no sólo del primer ejecutivo de la compañía.

"La asamblea general de accionistas tiene voto vinculante sobre la remuneración de todos los ejecutivos: junta directiva, gerencias y asesoramiento.

Los estatutos de las empresas tienen que reformarse para incluir la duración de los contratos de trabajo de los altos ejecutivos. Al igual que el monto de los créditos, el número de préstamos y las pensiones que se le pagarán a los miembros de la junta directiva, porque ahora los accionistas tendrán poder de decisión sobre todos esos temas", aclararon Benedict Christ y Peter Kühn, abogados de la firma suiza Visher, en su manual para entender "la iniciativa Minder".

El mayor impacto, sin embargo, está en las prohibiciones que fija la nueva legislación.

Vasella, que abandonará el laboratorio Novartis este año, esperaba recibir un bono de 78 millones de dólares distribuido en los próximos 6 años y después de una protesta de los accionistas a finales de febrero se suspendió el acuerdo.

El pago estaba estipulado para que el alto ejecutivo no asesorara a la competencia o revelara secretos de gerencia que pusieran en peligro a la farmacéutica. Esa clase de compensaciones especiales son prácticas comunes en el mundo corporativo y ahora quedaron vetadas dentro de las empresas suizas.

Techos para bonos a banqueros

La preocupación sobre las bonificaciones especiales que reciben los altos ejecutivos de empresas recorre también a los países miembros de la Unión Europea. El primer objetivo de los gobiernos es ponerle límite a los bonos de los banqueros, y el acuerdo previo ya está listo.

El monto máximo que recibirán como bonificación los ejecutivos bancarios no podrá exceder su salario fijo, y sólo si los accionistas lo aprueban se podrá elevar su compensación hasta el equivalente de dos años de salario. La norma se incorporará como parte de las medidas para asegurar el capital de los bancos europeos y aún falta que sea ratificada por los parlamentos y los gobiernos de cada uno de los 27 países miembros de la comunidad europea.

Un total de 8.200 bancos en la región se verán afectados con la medida tomada por primera vez en el mundo financiero. El espíritu de la norma es que las bonificaciones excesivas presionaron para que los bancos hicieran inversiones cada vez más riesgosas, con el fin de obtener ganancias muy altas. La entrada en vigencia del acuerdo se espera para comienzos de 2014.