• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Accionistas Clase B de Sidor exigen cancelación de su patrimonio

Accionistas Clase B de Sidor denuncian irregularidades | Eduardo Mayorca, Prensa Voluntad Popular

Accionistas Clase B de Sidor denuncian irregularidades | Eduardo Mayorca, Prensa Voluntad Popular

Representantes de 15.000 accionistas de la Siderúrgica del Orinoco acudieron a la sede de la Corporación Venezolana de Guayana en Caracas para exigir el reembolso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Representantes de 15.000 accionistas “Clase B” de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) acudieron a la sede de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) en Caracas para exigir el reembolso de su patrimonio, que valoran en 700 millones de dólares. La información se dio a conocer a través de una nota de prensa de Voluntad Popular.

Pedro Acuña, representante de estos trabajadores ante la Junta Directiva de la Siderúrgica, consideró que el pago adeudado “debe ser en las mismas condiciones en las que se le canceló al Consorcio Amazonia su respectivo 60%, por 1.970 millones de dólares en el año 2008, que sumado a los intereses representó un total de 2.300 millones. Hacemos nosotros el cálculo sobre la base de la inflación”. 

Acuña acotó que mientras no ocurra esa transferencia de fondos “tenemos el legítimo derecho a hacer contraloría social de una empresa cuyo 20% de su capital social está en nuestras manos”.

Denunció que durante la administración del actual coordinador de campaña del candidato oficialista para la Gobernación del estado Miranda, Rodolfo Sanz, “se compró planta de cabillas obsoleta e inoperante en Guacara, estado Carabobo, que como ingeniero metalúrgico considero un engendro industrial, por un monto de 19 millones de dólares, sin haber asumido la CVG el control absoluto de la empresa.  Esto debe ser condenado y penado como mínimo como malversación de fondos”.

Por tal motivo, los sidoristas acudirán a la Fiscalía General de la República a hacer la denuncia correspondiente, así como al recién creado Ministerio de la Eficiencia de la Gestión Pública, “para que realice una inspección y una auditoría a una empresa “que al cierre de 2007 tenía en efectivo 710 millones de bolívares, y en 2009 solo quedaban 83 millones, cuestión que no da ni para cubrir los gastos de nómina”.