• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Accidentes laborales causaron la muerte de 10 trabajadores en 2012

Cuadrilla de electricidad

Cuadrilla de electricidad

Cuerpos de seguridad amenazan al personal para que no reporte los siniestros, denuncian los sindicatos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los accidentes laborales fatales en el sector eléctrico se han incrementado en lo que va de año: 10 trabajadores han muerto debido a las persistentes condiciones de riesgo en las instalaciones por falta de mantenimiento preventivo y correctivo.

Cifras de seguridad industrial de la Federación Nacional de Trabajadores Eléctricos y sindicatos indican que en 2011 fallecieron 10 operarios en accidentes de trabajo. De acuerdo con las estadísticas de las organizaciones obreras, el número de muertes en los 2 últimos años es igual al registrado entre 2007 y 2010.
Los reportes muestran que en la industria eléctrica ocurren anualmente más de 500 accidentes entre leves y medianos, que causan discapacidad parcial al trabajador, pasando por los graves con lesiones de incapacidad permanente hasta la muerte. El sector eléctrico junto con los de la construcción, metalmecánica y petrolero, son las actividades con mayores riesgos laborales, según los estándares internacionales.

La dirigencia sindical ha insistido en que la Corporación Eléctrica Nacional está obligada a aplicar las normas nacionales e internacionales en el área de seguridad y salud en el medio ambiente del trabajo, sin embargo, en esta materia hay muchas deficiencias.
Dámaso González, dirigente sindical de la oficina de Corpoelec en La Guaira, Vargas, señaló que el Instituto Nacional de Prevención y Salud y Seguridad Laborales, Inpsasel, hace inspecciones periódicas en las instalaciones eléctricas para constatar si la Corporación cumple la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio del Trabajo, Lopcymat.

“El Inpsasel hace sus recomendaciones para superar las condiciones peligrosas, pero la gerencia no las acata”, aseguró González. Agregó que la empresa tampoco es diligente en reportar los accidentes de manera inmediata a la institución, como lo ordena la Lopcymat.
Fuentes allegadas al Inpsasel, que solicitaron no mencionar sus nombres, dijeron que, igual al resto de las empresas del Estado, el Instituto tiene las manos atadas a la hora de aplicar sanciones a Corpoelec cuando incumple las disposiciones de la ley y su reglamento.

De alto riesgo. Las denuncias por situaciones inseguras en el medio de trabajo las hacen por igual dirigentes sindicales afectos al Gobierno y los independientes. En un comunicado a la opinión pública, el Grupo Opinión y Resistencia Revolucionaria afirmó que dos trabajadores fallecieron, en abril y agosto de este año, por accidentes ocurridos en Planta Centro, Carabobo.

El primero de ellos, que laboraba para una contratista, cayó al vacío en la sala de máquinas 4 debido a que cedió la plancha de asbesto que cubría un hueco, donde debía estar por lo menos una rejilla. El segundo, era un trabajador de las brigadas de apoyo cubanas, que cayó en la pileta de sedimentación, con agua hirviendo, de una caldera al ceder la lámina de zinc que tapaba otro hueco.

En el remitido, la agrupación revolucionaria asegura que las condiciones generales de las instalaciones en Planta Centro “no permiten la realización de las jornadas de trabajo seguras, la iluminación es escasa y hay concentración de altas temperaturas por la presencia de vapor”.

También señala que el Servicio Bolivariano de Inteligencia “amedrenta a los trabajadores” para que no denuncien las situaciones inseguras ni los accidentes.
Reinaldo Díaz, secretario general del sindicato de la Gran Caracas, informó que desde 2008 no se efectúa la certificación de buen funcionamiento de las unidades y equipos de la central Tacoa, estado Vargas. “Esta inspección para el mantenimiento preventivo y correctivo debe hacerse cada año para garantizar que las operaciones se ejecuten de manera segura”, explicó Díaz.

Trabajadores de Tacoa, que también pidieron no citar sus nombres por temor a represalias, indicaron que la experiencia y el conocimiento de la planta de los empleados más antiguos han evitado accidentes. “Pero rezamos para que no se dé una situación extrema, en la que no estemos en capacidad humana de atender”.

Sin equipos de seguridad

Una de las demandas de las dos marchas de los trabajadores del sector eléctrico, realizadas en Caracas el martes y viernes, es la dotación de uniformes y otros equipos de seguridad industrial para garantizar su integridad física en el ambiente donde se desempeñan.

El sindicalista Reinaldo Díaz informó que los operarios de la otrora Electricidad de Caracas recibieron el último suministro de uniformes hace dos años, pero el personal proveniente de Cadafe no los recibe desde hace cuatro años.

Jhonny Echezuría, sindicalista de Corpoelec-Monagas, declaró que los uniformes y las botas dieléctricos están rotos o vencidos, de acuerdo con la normativa sobre seguridad industrial nacional (Covenin) e internacional (ISO 9000).El dirigente de Vargas, Dámaso González, señaló que las mascarillas, lentes de protección y tapones para los oídos los están pagando los trabajadores de su bolsillo. “El colmo es que gerentes de Corpoelec han asomado que ese gasto lo asumamos permanentemente porque no tienen dinero. La Lopcymat es clara: el patrono está obligado a suministrar los implementos de seguridad”, concluyó González.
 
Las Cifras

40 trabajadores del sector eléctrico fallecieron en accidentes laborales desde 2007 hasta octubre pasado. La mitad de las muertes ocurrieron en 2011 y 2012

60% de las lesiones graves de los trabajadores de mantenimiento a las redes y estaciones de distribución eléctricas son causadas por descargas de energía

1,3 accidentes diarios leves, medianos (lesiones con discapacidad parcial) y graves (incapacidad y muerte), registra cada año el sector